Si Nicolás Maduro y Juan Guaidó se sientan a conversar cara a cara, o al menos intentan que sus emisarios o representantes dialoguen, se podría hacer mucho por la paz del país y para evitar la confrontación que parece avecinarse, señalaron este miércoles los promotores de la Alianza por el Referéndum Consultivo.

Los conciertos programados en la frontera colombo-venezolana para este fin de semana encendieron las alarmas de los integrantes de la Alianza, entre quienes se cuentan exministros del presidente Hugo Chávez y dirigentes de izquierda.

“Siendo una colosal irresponsabilidad de ambas partes invitar a miles de compatriotas en riesgo de su vida a marchar en lo que a todas luces es un escenario de guerra, exigimos que el Gobierno y la AN se sienten a negociar ya. Poder Ejecutivo y Poder Legislativo, Nicolás Maduro y Juan Guaidó inclusive, cara a cara, a los fines de explorar espacios de acuerdo”, expresó Enrique Ochoa Antich, integrante de la Alianza.

Para los promotores de este movimiento el Gobierno comete un error al “atrincherarse en su peregrina prédica de que en Venezuela no hay una crisis humanitaria”.

El planteamiento de la Alianza es “darle la palabra al pueblo” con la convocatoria a un referéndum consultivo “para lograr un cambio de gobierno en paz”. El primer paso, tal como lo subrayó Ochoa Antich, es “la designación de un nuevo CNE por consenso”.

La Alianza ya tiene, incluso, la pregunta que podría ser sometida a consulta en el referéndum consultivo.