La falla eléctrica no fue causada por un “ciberataque” o un “ataque electromagnético” sino por un incendio de vegetación, aseguró el parlamentario e ingeniero Jorge Millán

La Asamblea Nacional (AN) concluyó que el sistema eléctrico nacional no pudo ser hackeado; que son presuntos hechos de corrupción los que impidieron que el país pudiera contar con un parque termoeléctrico que afrontara la caída de la generación termoeléctrica y que no hay personal suficiente para atender una contingencia como el apagón generado el 7 de marzo.

1) Un incendio “generó uno de los apagones más grandes que haya vivido nuestro país” el pasado 7 de marzo, al llevar a la salida de las líneas de transmisión de 765 KV. Las turbinas se sobrecargaron y, por mecanismos de seguridad, se desactivaron, aseguró el diputado e ingeniero Jorge Millán (Primero Justicia), presidente de la comisión mixta que, desde el año 2016, investiga la crisis del sistema eléctrico.

2) La red de transmisión eléctrica no pudo ser hackeada porque no todo depende de sistemas computarizados, detalló. “Los únicos que han hackeado el sistema, los únicos que han colapsado el sistema son estos señores robando” los recursos.

3) El apagón del 7 de marzo no debió extenderse por varios días si el país hubiese tenido personal preparado y un sistema termoeléctrico listo para afrontarlo. Esa emergencia se pudo recuperar en cinco horas, pero no fue posible porque “no había el personal adecuado”, indicó el legislador.

4) El consumo eléctrico en Venezuela, como consecuencia de la recesión, es de unos 11 mil megavatios. Por hidroelectricidad se generan unos 12 mil, por lo que el sistema se encuentra “en un equilibrio muy frágil”, ya que no hay reserva con la cual afrontar cualquier contingencia.

5) Unos 32.700 megavatios debería ser la capacidad instalada del sistema eléctrico venezolano.

6) El Estado venezolano debió haber invertido al menos 44 mil millones de dólares en el sector eléctrico. De haberlo hecho, “nosotros tendríamos 44 mil megavatios nuevos”, estimó Millán, puesto que el desarrollo de cada megavatio implica una inversión de mil millones de dólares.

7) Caracas consume 1.100 megavatios, pero la capacidad de generación es de solo 100 megavatios, señaló.

8) La explosión de generadores se debe “a la militarización del sistema eléctrico”, porque los militares no tienen la formación necesaria para afrontar las crisis en el sistema.