Según la tradición católica este día es de gozo y jubilo, pues Jesús resucitó de entre los muertos

El Domingo de Resurrección es la fiesta central del cristianismo, pues se celebra la resurrección de Jesucristo al tercer día de haber sido crucificado y, con ello, la victoria de la vida ante la muerte y la apertura de las puertas del cielo para los seres humanos.

En la misa dominical se enciende el Cirio Pascual que representa la luz de Cristo Resucitado y que permanecerá prendido hasta el día de la Ascensión, cuando se conmemora la subida de Jesús al cielo.

Como lo indica el portal web Infocatólica.com, al término de la Vigilia Pascual que se inicia el Sábado Santo se enciende del Cirio Pascual, que representa la “Luz de Cristo Resucitado”. Ese se mantiene prendido hasta el día de la Ascensión, cuando se conmemora la subida de Jesús al cielo. Además, la bendición del agua y el fuego en la misa dominical.

En Venezuela, la quema de Judas es parte de la tradición de Semana Santa en distintas regiones. Esta actividad consiste en elaborar un muñeco de trapo que luego es quemado como señal de descontento popular.

Aunque  el motivo original es recordar la traición de Judas a Cristo, simbólicamente en nuestro país se hacen muñecos que representan políticos o situaciones como la escasez, el hambre o problemas sociales.

Según Europa Press, este día marca el final del Triduo Pascual y de la Semana Santa, y comienza un periodo litúrgico de 50 días conocido como Tiempo Pascual, que finaliza con el Domingo de Pentecostés.