El director de Fundaredes, Javier Tarazona, informó que residentes de los caseríos El Ripial y La Capilla, ambos parte del municipio Páez en Apure, fueron amenazadas por disidentes de la FARC que “les han conminado a abandonar el territorio”

Un grupo de disidentes de las FARC que sostuvo fuertes combates con las Fuerzas Armadas venezolanas (FARC) en el estado Apure, fronterizo con Colombia, amenazó a los habitantes de dos caseríos de esa región para que abandonen sus hogares, denunció este sábado 12 de junio la ONG Fundaredes.

La población de los caseríos El Ripial y La Capilla, ambos parte del municipio Páez en Apure, fueron amenazadas por los disidentes que “les han conminado a abandonar el territorio, toda vez que se activará el conflicto armado por el control de esta zona”, detalló el director de Fundaredes, Javier Tarazona, en un vídeo publicado en sus redes sociales.

Los combates en Apure, que duraron más de dos meses, se extendieron desde el 21 de marzo hasta el 30 de mayo, lapso en el que perdieron la vida un número indeterminado de miembros de la Fuerza Armada, así como varios miembros de un grupo de disidentes de las FARC.

La información difundida por fuentes oficiales o castrenses ha sido muy escasa y varias organizaciones como Fundaredes con presencia en la zona han contrarrestado esa escasez de datos.

Según dicha organización, los familiares de dos militares desaparecidos el 23 de abril, durante los combates, siguen sin tener información sobre su paradero y, además, reciben llamadas “intimidatorias”.