“Gracias al trabajo excepcional de los bomberos se evitó lo peor”, sostuvo el ministro francés de Cultura, Franck Riester

El ministro francés de Cultura, Franck Riester, señaló que hay tres zonas de Notre Dame que “siguen siendo frágiles”, aunque la estructura principal de la catedral esté fuera de peligro. Detalló que van a trabajar para limpiar y cubrir la bóveda y evitar allí nuevos hundimientos.

“Gracias al trabajo excepcional de los bomberos se evitó lo peor”, afirmó en una entrevista al canal “BFMTV” Riester, que en cualquier caso dijo no poder descartar todo riesgo de hundimiento y señaló en particular tres puntos problemáticos.