Ya está habilitada un aula abierta con tecnología de punta para el estudio y aplicación de la energía sustentable, con la instalación de 30 paneles fotovoltaicos y un generador eólico en la terraza-jardín de su edificio de postgrado

La Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), habilitó este 25 de mayo, un aula abierta con tecnología de punta para el estudio y aplicación de la energía sustentable, con la instalación de 30 paneles fotovoltaicos y un generador eólico en la terraza-jardín de su edificio de postgrado.

En 2019, la casa de estudios inauguró el primer techo verde universitario del país.

La turbina eólica y los paneles fotovoltaicos tendrán como función generar la electricidad para la iluminación del propio Techo Verde y para parte de las aulas del edificio de Postgrado, explicó Joaquín Benítez, director de Sustentabilidad Ambiental de la UCAB. Más adelante se incorporarán a la terraza elementos como una estación meteorológica para el estudio de las condiciones del clima. “Ya dos de los salones del segundo piso del edificio de postgrado son alimentados por estas fuentes de energía, de manera de proveerles la iluminación y corriente para el funcionamiento de equipos como computadores y video beams. La electricidad también apoyará los instrumentos de medición de temperatura en estas aulas”, apuntó.

El rector de la UCAB, Francisco José Virtuoso, señaló que con esta inauguración, la universidad da un nuevo y significativo paso en la ruta trazada por la política de sustentabilidad ambiental que adoptó en el año 2012.

Según informó el director general de Servicios de la universidad, Vincenzo Bonadio, las placas fotovoltaicas fueron incorporadas en dos líneas de 15 unidades, una apuntando hacia el noreste y la otra al suroeste, para aprovechar la luz solar durante todo el día. Además, los paneles y la turbina eólica cuentan con una unidad de control, unos convertidores de corriente y un banco de baterías para almacenar los 8.000 W de energía generada. “Se instaló el generador eólico para apoyar al sistema fotovoltaico en momentos de baja generación, tales como los días nublados y las noches”, comentó el ingeniero, quien precisó que los trabajos duraron cuatro semanas, aunque el proyecto se estuvo desarrollando por más de un año.

En el proyecto se invirtieron 30 mil dólares, obtenidos mediante donaciones de organizaciones privadas, detalló el vicerrector administrativo de la UCAB, Gustavo García.

La oferta académica de la UCAB es una de las áreas que se verá particularmente fortalecida gracias a la incorporación de la turbina eólica y las placas fotovoltaicas en el Techo Verde. Por una parte, la tecnología apoyará las investigaciones y prácticas de los más de 600 estudiantes de pregrado de la Cátedra Institucional de Ecología, Ambiente y Sustentabilidad, como “elemento relevante de formación sobre soluciones sostenibles a los problemas ambientales, en los que también se incluye el Techo Verde”, según indicó Joaquín Benítez.

Los equipos convertirán el espacio en laboratorio experimental para los cursantes de los programas de extensión académica que está desarrollando la universidad, entre ellos el “Curso de Instalación de parques de generación eólicos y fotovoltaicos”, que comenzó a dictar el Centro Internacional de Ampliación Profesional (CIAP-UCAB) en 2020 y que ya lleva dos ediciones. Según informó Luis Ramírez, profesor de la Facultad de Ingeniería y coordinador del curso, la actividad está dirigida a ingenieros, TSU o profesionales con formación técnica e interés en el área de energías renovables, y tiene como objetivo brindar conocimientos sobre las variables que hacen parte de estos proyectos, su impacto ambiental, así como su factibilidad
técnica y costos de operación y mantenimiento, gracias al apoyo de profesores de la UCAB, la Universidad Simón Bolívar y la Universidad de Georgia.

“Los participantes vendrán a la universidad o realizarán visitas virtuales al Techo Verde, para conocer la solución que se planteó con esos 30 módulos fotovoltaicos y el aerogenerador. Se creó una estación para que puedan evidenciar la potencia, el consumo y otro conjunto de variables. Adicionalmente, tendrán información sobre la reducción de CO2 y de la temperatura gracias al mismo Techo Verde. Esto es un proyecto piloto de referencia para el país, porque estamos hablando de ser sustentables y cónsonos con el ambiente”.

Ramírez anunció que la tercera edición de este curso tiene como fecha tentativa de inicio el mes de septiembre de 2021. Además, contará con la novedad de ofrecerse como parte del catálogo de “Certificaciones Tech”, programas de corta duración que la Facultad de Ingeniería y el CIAP UCAB pondrán a disposición del público general (desde bachilleres a técnicos y profesionales) para capacitar a los cursantes en oficios y competencias específicas, según necesidades del mercado laboral.

La información sobre todos estos cursos y certificaciones estará disponible, próximamente, en la página web del Centro Internacional de Actualización Profesional de la UCAB, ciap.com.ve, así como a través de las cuentas @enlaucab en Twitter e Instagram.