“Hoy tiene la obligación la universidad, sus autoridades, egresados, estudiantes de defenderse contra la sombra que representa la opresión”, subrayó la diputada Delsa Solórzano (AN, 20215)

Durante la sesión de este martes, los diputados de la Comisión Delegada de la Asamblea Nacional (AN) de 2015 condenaron la violación de autonomía universitaria de la UCV por parte del gobierno de Nicolás Maduro y rechazar el nombramiento de Tibisay Lucena como ministra de Educación Superior.

El diputado Macario González, presidente de la Comisión de Contraloria de la Asamblea Nacional, denunció la violación del artículo 109 de la Constitución Nacional. El propósito, a su juicio “es destruir la educación como ciencia del saber y del conocimiento para prepararnos un país de progreso”.

Sobre el nombramiento de Tibisay Lucena, opinó que con la “designación de esa nueva ministra de Educación Superior se ratifica que a la dictadura no le importa la educación”.

La diputada Delsa Solórzano, presidenta de la Comisión Especial de Justicia y Paz de la Asamblea Nacional, rechazó el nombramiento de la protectora de la UCV, Jacqueline Faria, a quien calificó de “ineficiente”. Solórzano enumeró las acciones violentas ejecutadas contra la UCV referentes al impedimento de los procesos electorales de las autoridades y estudiantes; disminución del presupuesto para el funcionamiento de la institución de educación superior, entre otras.

Se solidarizó con las autoridades y estudiantes ucevistas e hizo un llamado a defenderse. “Hoy tiene la obligación la universidad, sus autoridades, egresados, estudiantes de defenderse contra la sombra que representa la opresión. No podemos quedarnos callados y ser caso omiso a lo que está ocurriendo en la UCV”.

En la sesión, el parlamentario Luis Barragán- subrayó- que recientemente la Asamblea Nacional declaró en emergencia a las universidades venezolanas. Rechazó y condenó lo que calificó como “allanamiento nocturno” de Maduro a las instalaciones de la UCV, quien “por encima de las limitaciones constitucionales invadió este recinto universitario con sus burócratas y contratistas”.