“Ante la agravada crisis del servicio eléctrico, la respuesta del régimen es otro plan de racionamiento eléctrico por 30 días, sumiendo a la nación en una parálisis de factores productivos, salud y educación”, subrayó la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios

A pesar de sus diferencias políticas con el Ejecutivo de Maduro, las universidades autónomas ofrecieron su apoyo para abordar el colapso del sector eléctrico.

“Ratificamos la disposición de contribuir con nuestros recursos académicos para lograr la pronta solución de la crisis energética que afecta a todos los sectores de la sociedad venezolana”, enfatizó la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (Averu) en un comunicado.

Las autoridades criticaron que la propuesta del Ejecutivo sea un plan de racionamiento eléctrico por 30 días. “Ante la agravada crisis del servicio eléctrico, la respuesta del régimen es otro plan de racionamiento eléctrico por 30 días, sumiendo a la nación en una parálisis de factores productivos, salud y educación. Colapso que ha sido advertido por los expertos de los sectores privados y de las universidades públicas”, señalaron.

También aseguraron que la crisis del sector “es resultado de la falta de responsabilidad de garantizar este servicio público” y condenaron que la respuesta oficial sea ordenar a los llamados colectivos “reprimir a la población, en violación a principios constitucionales y democráticos”.

La Averu también exhortó al régimen a “actuar con apego al texto constitucional y sin censura de los medios de comunicación, para dar a conocer la situación del sistema eléctrico”.