El gobierno de España “en ningún caso contempla la entrega de Leopoldo López a las autoridades venezolanas ni su desalojo de la residencia del embajador”, afirmó el Ejecutivo español a través de un comunicado del Ministerio de Exteriores

La Unión Europea (UE) exigió, este viernes 3 de mayo, “respeto de la inmunidad diplomática” en Venezuela, después de que el opositor Leopoldo López buscara protección en la residencia del embajador de España en Caracas.

Maja Kocijancic, vocera de la diplomacia europea al ser consultada respecto a si el bloque comunitario apoya la protección a López, evitó pronunciarse acerca de la “decisión de España”, pero urgió al “respeto de la inmunidad diplomática en todos los casos”.

El 30 de abril, cuando López fue liberado de su detención domiciliaria por militares sublevados contra el gobierno venezolano, él y su familia fueron acogidos en calidad de “huéspedes” en la residencia del embajador de la nación ibérica.

El jueves primero de mayo, el Tribunal Supremo de Justicia libró orden de aprehensión contra el dirigente opositor por violar “flagrantemente” el arresto domiciliario al que fue recluido en agosto de 2017, para terminar de purgar una condena de más de 15 años, sin embargo Madrid rechaza entregarlo.

El gobierno de España “en ningún caso contempla la entrega de Leopoldo López a las autoridades venezolanas ni su desalojo de la Residencia del Embajador”, afirmó el Ejecutivo español en un comunicado del Ministerio de Exteriores.

Kocijancic tampoco confirmó si la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, habló con el líder opositor venezolano o si el Grupo de Contacto Internacional (GCI) sobre Venezuela abordará su caso durante la reunión del lunes y martes en Costa Rica.

La UE, que desde 2017 sancionó a 18 funcionarios venezolanos evitando imponer medidas contra sectores económicos, lanzó una iniciativa en febrero junto a países latinoamericanos para hallar una solución a la crisis venezolana.