Hizo responsables a Alvin David Bonilla Rojas y Francisco Benito Caridad Barroso

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ratificó la sentencia condenatoria a prisión de 30 años contra Alvin David Bonilla Rojas y 16 años y seis meses para Francisco Benito Caridad Barroso, por el homicidio de la joven Geraldine Moreno.

Moreno resultó herida el pasado 19 de febrero de 2014, en el municipio Naguanagua del estado Carabobo, mientras se encontraba manifestando en compañía de algunos vecinos cuando fueron interrumpidos por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, entre los que se encontraba Alvin Bonilla Rojas.

Durante la disuasión de protesta, Bonilla disparó su arma de reglamento hiriendo a Geraldine Moreno en su rostro, por lo que fue trasladada hasta un centro hospitalario, dónde falleció a los pocos días.

En la primera sentencia Bonilla Rojas fue condenado a la pena de 30 años de prisión, por ser el autor en el delito de homicidio calificado, perpetrado con alevosía y por motivo fútiles e innobles, trato cruel y uso indebido de arma orgánica. Mientras, Francisco Caridad Barroso fue condenado a 16 años y seis meses de prisión por su complicidad no necesaria en el homicidio calificado, perpetrado con alevosía y por motivo fútiles.

La medida fue apelada por la defensa de ambos funcionarios y posteriormente desestimada por la Sala de Casación Penal, quien declaró sin lugar los recursos de presentados.