Dos de las víctimas murieron a manos de delincuentes

José Hernández se dedicaba al comercio informal en el mercado de San Martín. El domingo, cuando regresaba del trabajo, dos hombres lo abordaron para despojarlo de sus pertenencias.

 El hecho ocurrió en el puente Santander, que comunica la parroquia El Paraíso con San Juan .Familiares de la víctima presumen que por negarse al robo le dispararon en la cabeza, y los delincuentes aprovecharon para llevarse sus objetos de valor.

Hernández fue auxiliado por transeúntes y llevado al hospital Miguel Pérez Carreño, donde murió minutos después de ser ingresado. 

En La vega

Jaiker Montilla (35) resultó muerto a tiros a manos de un grupo de delincuente, quienes el pasado domingo irrumpieron en su casa, donde celebraban el Día de Las Madres.

La familia Montilla estaba reunida en una vivienda situada en el sector La Pradera, en La Vega. Los hampones ingresaron a la casa, sometieron a los residentes y les ordenaron que salieran, dejando pertenencias en el lugar. 

Las personas se refugiaron en una casa vecina, pero Montilla se quedó en la entrada. Minutos después, sus parientes escucharon detonaciones por arma de fuego. Montilla quedó tendido en el suelo. Tenía múltiples tiros, en varias partes del cuerpo. 

Funcionarios del Eje Nor-Oeste de la policía científica , realizaron el levantamiento del cadáver y la recolección de pruebas de interés criminalístico. Hasta ahora se maneja el móvil de la venganza o ajuste de cuentas. 

Lídice 

Francisco Gabriel Díaz Mundaraín, conocido con el alias de Fran La Toba, murió al enfrentarse con comisiones de la policía judicial en el sector Manicomio. Funcionarios de la División de Investigaciones contra Homicidios realizaban trabajos de campo y avistaron al delincuente, quien presentaba al menos cinco solicitudes por varios crímenes, según fuentes policiales. 

Díaz Mundaraín abrió fuego contra la comisión y al resultar herido, fue llevado al hospital de la localidad, donde murió.