El Ministerio Público investiga seis muertes ocurridas entre el pasado 30 de abril y el 1 de mayo en Caracas, Carabobo, Mérida y Aragua, así como la participación de civiles armados durante esos hechos

Tarek William Saab, fiscal general de la República Bolivariana de Venezuela, en entrevista transmitida por Globovisión, habló acerca de las consecuencias de los sucesos del pasado 30 de abril en los alrededores de la base aérea La Carlota, y el procedimiento a los detenidos durante esos hechos.

Saab comparó lo ocurrido el pasado 30 de abril en La Carlota con los acontecimientos del 11 de abril de 2002, “siento que una primera etapa de todo esto que está sucediendo pasó el 11 de abril”, aseguró.

El Fiscal General manifestó “ellos creían que en ese distribuidor ese día, a esa hora, millones de personas llegarían y pasaría lo del 11 de abril“.

En los eventos del 30 de abril, se suponía que los que estaban allí eran conscientes que estaban participando en un golpe de Estado, ahora dicen que no era su intención“, criticó el fiscal.

Resaltó que “los parlamentarios que apoyaron el golpe de Estado han llevado la política al tema de la burla y del circo, hubo heridos y muertos por culpa de un grupo”.

Saab refirió que “se habla de flagrancia porque los acusados estuvieron en el momento de los hechos, fueron filmados y grabados”.

En este sentido, explicó que existe una investigación penal, “el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) se pronunció sobre unos hechos donde ellos mismos se grabaron, eso es flagrancia, porque aparecen de forma pública y notoria en el momento de los hechos. Se dio la violación del orden constitucional apoyando a un golpe de Estado, son actores de una conspiración militar”.

Los delitos más graves cometidos por los diputados a quienes se les allanó la inmunidad parlamentaria son traición a la patria, violación del orden constitucional, conspiración y rebelión civil.

El Fiscal refirió que el diputado Juan Guaidó “no es presidente, no manda en Miraflores, no comanda la Fuerza Armada Nacional, no tiene ningún mando ni en sus propios seguidores porque los convoca y no van”. Aseguró que el parlamentario está judicializado y siendo investigado por usurpación de funciones, incitación al odio, asociación para delinquir e instigación pública a desobedecer las leyes.

Destacó que el Ministerio Público está investigando seis muertes ocurridas entre el 30 de abril y el 1 de mayo, en Caracas, Carabobo, Mérida y Aragua, así como la participación de civiles armados en los hechos del pasado 30 de abril.

Aclaró que los detenidos serán procesados, si son inocentes serán liberados y si son culpables serán condenados, y quienes cometan delitos de torturas siendo agentes del estado, serán investigados y sancionados. Referente a las exclamaciones de “paredón” escuchadas en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), dijo “estoy en contra de la pena de muerte, de torturas y todo lo que tenga que ver con la violación de los Derechos Humanos”.