El presidente de Uruguay considera relevante el papel del recién designado asesor de la UE para resolver el conflicto, quien -dijo- tendrá que convencer a las partes “de que el camino de salida es pacífico y tiene que transitar hacia una democracia plena”

El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, dijo este martes 28 de mayo que hay “preocupación” por la crisis venezolana, pero también esperanza de avanzar en el diálogo con el apoyo de la mediación de Enrique Iglesias, designado como asesor de la Unión Europea (UE) para promover una solución pacífica al conflicto.

Vázquez, quien mantuvo un encuentro con los embajadores de los países de la UE en Uruguay, manifestó que si bien la situación en Venezuela preocupa, su país y el bloque europeo siguen trabajando por una solución pacífica y democrática a la crisis, en el marco del Grupo Internacional de Contacto conformado con ese fin.

Apuntó que “hay esperanza” de que se llegue a “una salida de diálogo consensuada” y destacó que el economista y político Enrique Iglesias, designado este martes 28 de mayo como asesor de la UE para intervenir en el conflicto venezolano, va a tener un papel relevante en el proceso.

Economista y político uruguayo, Enrique Iglesias, designado por la Unión Europea (UE) como asesor para promover una solución pacífica al conflicto en Venezuela. Foto : AFP.

“(El de Iglesias) va a ser el papel de intentar establecer una mesa de diálogo y negociación, y de convencer a las dos partes o a las tres o a las cuatro, porque son varias, de que el camino de salida es pacífico y tiene que transitar hacia una democracia plena”, subrayó.

Considerado una de las personalidades más influyentes de Iberoamérica, Enrique V. Iglesias, veterano economista y político uruguayo de origen español, fue designado asesor especial de la UE para intervenir en la grave crisis venezolana.

Según una nota emitida en Bruselas, Iglesias será “asesor especial” de la alta representante de la UE para Política Exterior, Federica Mogherini, y apoyará el trabajo de la UE y del Grupo Internacional de Contacto para promover una solución pacífica y democrática a la crisis venezolana.