El crimen ocurrió en la parroquia Petare y el cuerpo de la anciana fue hallado cerca de la Universidad Santa María

El cadáver de Ana Cristhina González González, de 75 años de edad, fue hallado el pasado 14 de octubre, cerca de la Universidad Santa María. El cuerpo presentó heridas punzo penetrantes en el tórax y cuello.

La anciana fue reportada por sus familiares como persona desaparecida, pero luego del hallazgo y debido al tipo de heridas, funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas iniciaron las pesquisas, y finalmente determinaron que se trató de un homicidio.

La primera pista fue el teléfono celular de la víctima. La triangulación arrojó que la anciana mantuvo comunicación con un hombre identificado como Yeison Javier Acosta, mecánico en un taller de refrigeración situado en Boleíta Sur.

De inmediato, la policía judicial acudió en su búsqueda para iniciar las investigaciones de rigor. Finalmente, el hombre de 29 años de edad confesó que mató a la anciana con un destornillador.

Los motivos

González González contrató a Acosta para que reparara el aire acondicionado de su vehículo, un Honda Fit LX. Pero no obtuvo los mejores resultados y por eso, acudió el pasado 14 de octubre al taller mecánico, para reclamar por el mal servicio.

Según fuentes ligadas a la investigación, la anciana se alteró y Acosta relató que quiso calmarla. Para ello, la engañó diciéndole que irían a otro taller, para solucionar la falla. Fue cuando condujo a la anciana a un lugar apartado, donde la mató, usando su propia herramienta de trabajo: un destornillador.

Luego huyó en el vehículo de la víctima, y se refugió en el sector El Winche, donde residen varios parientes.