También asumieron estar relacionados al caso el proveedor de materiales de oficina y limpieza, José Gregorio Cedeño, así como el transportista Luis Rafael Sánchez, ambos adscritos al despacho municipal

Condenaron a dos años y seis meses de prisión el ex alcalde de Marigüitar, en el municipio Bolívar del estado Sucre, Luis Daniel Cabeza Martínez, tras admitir su responsabilidad en la venta ilegal de dos vehículos pertenecientes a ese despacho municipal.

Los actos de corrupción fueron detectados el 28 de noviembre de 2017 en la autopista Antonio José de Sucre, en Cumaná.

También asumieron estar relacionados al caso el proveedor de materiales de oficina y limpieza, José Gregorio Cedeño, así como el transportista Luis Rafael Sánchez, ambos adscritos al despacho municipal, quines fueron condenados a dos años y tres meses de prisión.

Funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) realizaron la detención en flagrancia de Sánchez mientras se trasladaba en un automóvil perteneciente a la Alcaldía de Marigüitar.

Al momento de su detención, Sánchez presentó una autorización firmada y sellada por el aludido burgomaestre, en la que aparecía como beneficiario de dos vehículos tras un proceso de licitación, uno de los cuales era el que iba conduciendo.

Sin embargo, indicó a los agentes de inteligencia que los carros descritos en el documento habían sido adjudicados a su primo Jorge Rafael Sánchez, quien al día siguiente acudió hasta la sede del Sebin junto a Cedeño y Osmel Antonio Rengel.

Además, Luis Rafael Sánchez dijo que le compró los dos vehículos a Rengel, a través de Cedeño, por la suma de 20.500.000 bolívares, monto que luego fue transferido por este a la alcaldía. Las unidades de transporte eran parte de un lote de 15 vehículos, valorados en 24.500.000 bolívares, que fueron adjudicados a otra persona tras un proceso de licitación.

Por ello, el Ministerio Público procedió a solicitar la orden de aprehensión contra el ex alcalde el 30 de noviembre de 2017, quien se presentó voluntariamente un día después ante el Sebin, donde fue detenido y puesto a las órdenes del organismo titular de la acción penal en el país.

En la audiencia preliminar, la Fiscalía número 5 contra la corrupción de esa entidad aportó las pruebas para sostener la acusación contra los implicados, por lo que el Tribunal número 5 de Control del primer circuito de Sucre dictó las sentencias condenatorias por los delitos de tráfico de influencias, evasión en los procedimientos de licitación y agavillamiento para Cabeza Martínez, mientras que para el resto de los involucrados por peculado doloso y agavillamiento.

Esta instancia judicial ordenó que los implicados permanezcan en la sede del Sebin en Cumaná.

Las otras dos personas relacionadas con lo ocurrido, Osmel Antonio Rengel y Jorge Rafael Sánchez, recibieron medida cautelar sustitutiva de libertad, consistente en el pago de una fianza.