Los transportistas se preguntan qué pasa con el combustible y advierten que hay “una escasez monstruosa”. Denuncian también el cobro de “vacunas” en estados como Lara y Aragua.

En este momento “no tenemos el combustible que requerimos, en la cantidad y regularidad necesarias”, subrayó José Luis Trocel, representante del comando intergremial del transporte. No se cumplió con la promesa de tener estaciones de servicio solo para transportistas. “Necesitamos combustible”, enfatizó.

Trocel calculó que en algunos casos solo pueden trabajar una vez a la semana. “La normalidad no existe, no podemos cumplir con prestar un buen servicio”.

Las unidades van llenas porque hay menos oferta disponible en la calle, indicó en entrevista con Unión Radio. Los insumos son muy costosos.

“Ya no aguantamos más. No se ve solución en el mediano ni en el corto plazo”, subrayó.