La organización Justicia Venezolana celebró que los civiles no sean juzgados por tribunales militares, pero planteó que se debe reformular el artículo 128 porque, tal como se aprobó la reforma del código de justicia militar, se creará un conflicto de competencia.

Aprobar que los casos mixtos pasen a tribunales ordinarios es un exabrupto jurídico, opinó Lilia Camejo, directora de Justicia Venezolana. Ya varios casos han sido enviados a los circuitos ordinarios.

Se preguntó cómo se van a juzgar delitos de la jurisdicción militar en la jurisdicción ordinaria, qué fiscales van a actuar.

Qué va a pasar con los oficiales que ahora pasan a los tribunales ordinarios si cometieron delitos de naturaleza militar, interrogó.

Camejo indicó que el artículo 128 debe respetar lo que establece la Carta Magna, que dice que los tribunales serán juzgados por sus jueces naturales, que son los militares.