La gente se ha visto obligada a cocinar con leña, subrayó

Antero Alvarado, director de Gas Energy, aseguró que en Venezuela el gas es visto como un servicio que no tiene mucho valor, por el cual se pagan precios que no corresponden con la realidad. Al no haber un esquema de negocios claro los cilindros no tienen la mejor calidad, acotó.

También hay una falta de regulación en el mercado, falta un ente que fije precios, indicó.

Una bombona de gas debería costar entre 10 y 15 dólares, y en algunos sitios se paga un dólar o menos, apuntó en entrevista con Unión Radio.

Antes de la pandemia se consumían 60 mil barriles de propano, hoy se consume la mitad, calculó. El que puede ha migrado a cocina eléctrica, la mayoría de la gente ha tenido que migrar a la leña.

Lo que viene es la liberalización del servicio, Pdvsa va a tener que sincerar los precios, consideró.