“Definitivamente ya no pertenecemos a ese organismo que solo está hecho para legitimar las agresiones del imperialismo, de convertir a América Latina en su patio trasero. Nosotros no colaboramos con eso”, expresó el presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales y Soberanía de la ANC

Esta sábado 27 de abril Venezuela dejará de ser parte de la Organización de Estados Americanos (OEA), al cumplirse los 24 meses requeridos para retirarse oficialmente del organismo.

Para el presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales y Soberanía de la Asamblea Nacional Constituyente, Saúl Ortega, esta salida “es un acontecimiento político muy importante”, porque -argumenta- “no tiene ningún sentido que un país soberano e independiente como Venezuela este allí en un juego macabro en el cual no se respeta el derecho internacional, no se respetan los derechos humanos, los derechos de los pueblos”.

“Ese mamotreto que llaman OEA no representa los intereses ni de los pueblos ni de los Estados, representa los intereses del imperialismo norteamericano exclusivamente”, afirmó.

A juicio de Ortega, “es una inmoralidad ser parte de la OEA, debido a que en el organismo se da una especie de celestinaje a las agresiones a los pueblos, sobre todo el apoyo que se le ha dado a Estados Unidos para instalar regímenes militares como los de Pinochet, Somoza y Videla en la región, y las desapariciones e invasiones como las de República Dominicana, Guatemala, Panamá”.

Con respecto al papel que podría jugar a partir del 28 de abril Gustavo Tarre Briceño, –designado representante en el organismo por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó– Ortega fue categórico al expresar “el de un triste payaso”. “Un muñeco para todo un teatro que está montado en ese organismo”.

Ante las posibles consecuencias del retiro de Venezuela, el constituyente destacó que “Venezuela está de pie ante cualquier tipo de amenaza. De hecho libramos una guerra en lo económico, político, diplomático, mediático, psicológico, incluso está la amenaza militar, todo por subordinarnos y someternos como pueblo, pero este es el pueblo de los libertadores, estamos de pie y dispuestos a enfrentar lo que venga”.

“A Venezuela le resbala lo que la OEA haga o deje de hacer, definitivamente ya no pertenecemos a ese organismo que solo está hecho para legitimar las agresiones del imperialismo, de convertir a América Latina en su patio trasero. Nosotros no colaboramos con eso”, añadió.