20.7 C
Caracas
miércoles, 28 febrero, 2024
Publicidad

Resistencia bacteriana (IV): Las superbacterias alarman a los médicos y se imponen en la agenda de salud pública

Texto: Vanessa Davies. Foto: Reuters

Fecha:

Comparte:

La Pseudomona aeruginosa, el Acinetobacter baumanii, la Klebsiella pneumoniae y, ahora, la Burkholderia cepacia preocupan en los hospitales venezolanos. La OMS incluyó 12 bacterias en una lista de microbios que amenazan a la humanidad

No son solo bacterias a secas. Algunas ya tienen un nuevo título: el de superbacterias.

Ya se puede hablar de superbacterias, destaca Patricia Valenzuela, presidenta de la Sociedad Venezolana de Infectología. «Desarrollan un sinnúmero de mecanismos de resistencia».

Estas superbacterias son microbios resistentes a la mayoría de los antibióticos que causan infecciones como las infecciones urinarias y de piel, señala el infectólogo Santiago Bacci.

La Pseudomona, El Acinetobacter baumanii y la Klebsiella pneumonie son algunas que entran en esta lista de agentes poderosos. «La Pseudomona, mientras le pones el tratamiento, se hace resistente. El paciente está en tratamiento y la Pseudomona se va haciendo resistente, porque no es el tratamiento indicado, porque no es la combinación adecuada, porque no es el intervalo que corresponde. Todo eso es importante», alerta Valenzuela.

Varias de estas superbacterias son un dolor de cabeza en los hospitales. «Cuando son multirresistentes suelen ser del ambiente hospitalario». Pero otras, como el estafilococo dorado, preocupan en las comunidades, porque se hicieron resistentes a la penicilina, no responden a otros tratamientos. «Hay una evolución que vemos: los gérmenes de la comunidad están empezando a ser resistentes, y eso se debe a la automedicación, que va de la mano con dosis inadecuada, tiempo inadecuado, intervalo de dosis inadecuado».

Valenzuela refiere que el uso de antibióticos en la industria de la agricultura y los animales de granja, «para que crezcan bellos, grandes y sanos», también está pesando. «Al estar en el ambiente se genera presión para que las bacterias desarrollen resistencia». No es que comemos las bacterias, aclara. «Es que si el animal orina o defeca metabolitos del antibiótico las bacterias desarrollarán mecanismos de resistencia».

De los microbios hospitalarios Valenzuela llama la atención sobre la Pseudomona aeruginosa, el Acinetobacter baumanii, la Klebsiella pneumoniae y ahora, como consecuencia de la pandemia de COVID-19, la Burkholderia cepacia (asociada con neumonías intrahospitalarias en unidades de cuidados intensivos).

En la comunidad a Bacci le alarma, además, la resistencia del agente responsable de la tuberculosis: «Hay un aumento de los casos, y mucho de lo que vemos probablemente es resistente a los antituberculosos».

En Venezuela los pacientes respondían bien a los antituberculosos, refiere la infectóloga María Eugenia Landaeta. Pero, añade, hay migrantes venezolanos en países donde se ha descrito la multirresistencia, «y las personas que están regresando con infecciones las han traído al país».

La OPS elaboró una lista de 12 bacterias de preocupación, e incluye tres en la prioridad crítica. El Acinetobacter baumanni, que «causa infecciones, principalmente adquiridas en el hospital, que comprometen pulmones, sangre e infecciones posquirúrgicas».  Puede causar brotes hospitalarios». La Pseudomona aeruginosa que «Tiene la capacidad de generar resistencia a todos los antibióticos, incluyendo las nuevas moléculas. Se asocia principalmente a infecciones en la sangre, los pulmones, las vías urinarias y las heridas quirúrgicas». Las enterobacterias, microorganismos frecuentemente aislados en unidades de cuidados intensivos de América Latina.

Las opciones terapéuticas para ciertas bacterias son cada vez más limitadas, e incluso hay infecciones para las que no habrá medicamentos efectivos, explica Bacci.

¿Cuáles son las armas disponibles para derrotar a los microbios? Aunque parezca increíble, viejos antibióticos que cayeron en desuso debido a la resistencia hoy surgen como opción. «Estamos reciclando antibióticos», expone Landaera. Uno de ellos es el trimetoprin sulfa, que se dejó de usar porque las bacterias se hicieron resistentes y ahora ha recuperado su sensibilidad.

Para contactarnos escribe a nuestro correo editorial [email protected]
Recibe la actualización diaria de noticias a través de nuestro Grupo WhatsApp 
Twitter | Instagram

━ más como esto

Comando de campaña descarta sustitución de la candidatura de María Corina Machado

Desde el Comando Con Vzla informaron que en las primeras horas se han registrado más de 900 comanditos El integrante del Comando Con Venezuela,...

Canciller rechaza intromisión de Canadá en disputa territorial por el Esequibo

Funcionarios de Canadá visitaron la región del Esequibo para supervisar las obras de exploración que realiza una empresa canadiense El canciller, Yvan Gil, rechazó...

Lula pide en la Cumbre del Caricom «mantener la región como una zona de paz»

El presidente brasileño aseguró que Brasil quiere estrechar su integración con los países caribeños tanto a nivel diplomático como económico  El presidente de Brasil, Luiz...

Índice Bursátil Caracas cerró en 49.247,90 puntos este miércoles

La variación respecto a la sesión anterior fue de -1,05% El índice principal de la Bolsa de Valores de Caracas, el IBC, culminó este miércoles...

WTI y BRENT cerraron con números rojos este miércoles #28Feb

Según la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA), los inventarios de petróleo en Estados Unidos subieron en unos 4,2 millones de barriles la semana pasada El...