El padre de una niña de 6 años con leucemia, Mauricio Navas, denunció que el hospital no cuenta con los insumos para las químicos de un hija.

“Los derechos de los niños deben ser conocidos, respetados y defendidos” cantaban este miércoles 20 de noviembre en horas de la mañana los enfermeros, médicos, padres y representantes en el Hospital J.M de los Ríos, ubicado en San Bernardino.

Mauricio Navas, padre de una niña de 6 años con leucemia denunció que en el J.M. de los Ríos, no cuentan con los insumos para las químicos de un hija, quien se llama Mariana y tiene un poco más de un año en tratamiento.

El representante aseguró que no contar con el medicamento le hace sentir impotencia, pues la Citarabina cuesta un millón de bolívares, es decir, un poco más de 30 dólares, costo que le hace difícil asumir, puesto que los gastos médicos y la dieta de Mariana, ya son bastante representativos.

El gremio de enfermería se unió a la protesta de los docentes para “salvar la educación de los niños en Venezuela. Todo los días en el país debe haber protestas, no podemos ser conformistas”, afirmó Ana Contreras.

Durante la protesta colocaron junto a la estatua del Hospital, una serie de zapatos que pertenecían a los niños que han fallecido en los últimos meses.