Cuando los fiscales del Ministerio Público le preguntaron al dirigente de Voluntad Popular sobre cuales eran sus funciones como miembro de las organizaciones que cuestionan a Nicolás Maduro, Marrero contestó: “Buscar el cese de la usurpación, un gobierno de transición y elecciones libres”

La noche del pasado miércoles concluyó la audiencia en el Palacio de Justicia de Caracas, en la que fue imputado Roberto Marrero, secretario del despacho de Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional(AN).

El dirigente de Voluntad Popular fue señalado por los delitos de conspiración, asociación para delinquir, legitimación de capitales, usurpación de funciones y ocultamiento de armamento y explosivos. 

Marrero fue detenido la madrugada del pasado jueves en su residencia en un operativo realizado por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). En el procedimiento, de acuerdo al Ministerio Público (MP), fueron hallados dos fusiles, una granada y divisas extranjeras en efectivo.

Cuando los fiscales del MP le preguntaron al dirigente de Voluntad Popular sobre su papel en el movimiento que cuestiona la legitimidad de Nicolás Maduro como Presidente de la República, Marrero contestó: “Buscar el cese de la usurpación, un gobierno de transición y elecciones libres”.

Reacciones

Luego de la detención de Marrero la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió que se adopten las medidas necesarias para proteger la vida e integridad personal del dirigente.

La Comisión, órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), concedió el pasado miércoles medidas cautelares a Marrero y también al diputado Sergio Vergara, cuya vivienda fue registrada el mismo día en que fue arrestado el jefe de despacho de Guaidó, que es su vecino.

En su notificación, a la que accedió la agencia de noticias EFE, el organismo considera que Marrero y Vergara “se encuentran en una situación de gravedad y urgencia, toda vez que sus derechos enfrentan un riesgo de daño irreparable”.

Además, pide que se garantice el “acceso a visitas” de representantes y familiares de Marrero, que supuestamente no han podido visitarle desde su arresto.