El canciller de la República, Jorge Arreaza, anunció que “el grupo de personas que de manera violenta ingresó a nuestra embajada en Brasilia, ha abandonado nuestro territorio e instalaciones”

Los representantes de Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional de Venezuela y autoproclamado presidente encargado, dejaron este miércoles 13 de noviembre la embajada de Venezuela tras ocuparla en horas de la mañana para intentar tomar su control.

Los simpatizantes de Guaidó aceptaron retirarse de la embajada en Brasilia doce horas después de entrar en el edificio y tras negociaciones que incluyeron la participación de diplomáticos brasileños.

“Salen expulsados por la puerta de los fondos, el único lugar que merecen Juan Guaidó y los otros fascistas sabuesos de América Latina”, declaró el diputado del Partido de los Trabajadores (PT) Paulo Pimenta en sus redes sociales, donde publicó un video en el que se muestra la salida de un grupo de hombres vestidos con camisas blancas saliendo de la embajada venezolana.

Asimismo, el canciller de la República, Jorge Arreaza, anunció en Twitter que “el grupo de personas que de manera violenta ingresó a nuestra embajada en Brasilia, ha abandonado nuestro territorio e instalaciones, de manera pacífica, por gestiones de las autoridades. Agradecemos a los movimientos sociales brasileños por su apoyo valeroso”, sin añadir más detalles.