Falta de gasolina, de agua y de gas empeoran la situación del estado insular, señaló Alfredo Díaz

Con dos casos confirmados de coronavirus el estado Nueva Esparta, afronta al mismo tiempo, el caos de los servicios públicos.

La situación empeora por la falta de gasolina, agua y gas, indicó el mandatario Alfredo Díaz.

“Si no eran suficientes las calamidades que han caído tanto a Venezuela como al estado Nueva Esparta, ahora se suma el problema de la distribución de la gasolina. Es público y notorio que la gasolina se ha vuelto un negocio, muchos testimonios hablan de que autoridades militares y dirigentes del partido del régimen venden en $ los salvoconductos y cupos en las colas de las estaciones expendedoras de gasolina”, enfatizó.

Mientras tanto “los segmentos prioritarios como pacientes crónicos, personal médico y de protección ciudadana no tienen acceso, ni posibilidades de surtir combustible para cumplir con sus tareas y emergencias”.


Díaz advirtió que la falta de agua “también es un negocio lucrativo para algunos”. Los camiones cisterna se pagan en dólares. “Observamos que sin planificación anuncian ciclos y pañitos calientes, solo para esconder su incapacidad e ineptitud para realizar las inversiones indispensables en la sustitución de los acueductos desde tierra firme hasta Margarita y Coche. He ahí la verdadera solución”.

Tampoco hay gas: “Los ciudadanos pasan más de 20 días sin el preciado servicio, la gente cocina a leña”.

Cada día “nos sentimos más desamparados, hemos perdido un precioso y valioso periodo que bien pudo significar la consolidación del progreso, bienestar y felicidad de nuestra gente. Ya llegará el momento de la rectificación”.