Ramírez entregó a la oficina de la Alta Comisionada el listado de trabajadores petroleros presos, así como cartas de sus familiares denunciando la situación. “Es urgente que todos los casos sean conocidos e investigados de manera independiente y justa”, dijo el excanciller y ex presidente de Pdvsa

El exministro de Petróleo, Rafael Ramírez, entregó al equipo de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, cartas de familiares de los más de cien trabajadores petroleros detenidos por el Gobierno venezolano, en las que, asegura, se documentan violaciones y agresiones.

Hemos insistido ante la Alta Comisionada en la urgente necesidad de que se tomen medidas para frenar la persecución política desatada, ejercida incluso de manera violenta, contra dirigentes, ex ministros, trabajadores, especialmente petroleros, y oficiales y efectivos militares, cuyo único delito es estar en contra del desastre que el madurismo ha causado en nuestra patria”, dijo Ramírez, quien vía Twitter explicó lo conversado con el equipo de Bachelet, el lunes 27 de mayo.

Entre las denuncias más emblemáticas mencionó los casos de Nelson Martínez, Eulogio Del Pino, Jesús Luongo, Pedro León, Orlando Chacín, Pavel Rodríguez, entre otros cien trabajadores petroleros, así como el caso del Mayor General Miguel Rodríguez Torres entre los oficiales militares bolivarianos que consideró secuestrados por Maduro.

Igualmente hizo especial mención al caso de la detención-desaparición de Rocío Ramírez, quien, aseguró el exfuncionario del Gobierno de Nicolás Mauro, ha sido objeto de maltratos y abusos de todo tipo por sus captores.

Para el político en el exilio, los casos denunciados ante Bachelet son especialmente graves, porque se trata de víctimas que “nadie menciona y están invisibilizadas”.

El ex ministro de Petróleo, Rafael Ramírez, frente a la sede de la Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, en Ginebra, Suiza, el lunes 27 de mayo de 2019. Foto : @RRamirezVE.

“Estos presos llevan años sin juicio y los tribunales que los juzgan desconocen olímpicamente sus derechos. Muchos no han recibido asistencia médica, están aislados e incomunicados, y sus familias han sido perseguidas y amenazadas, a tal punto que les han allanado y ocupado sus viviendas”, dijo Ramírez.

En enero de 2019, Ramírez fue recibido por la ex presidenta de Chile, a quien detalló la persecución que denuncia por parte del Gobierno de Nicolás Maduro en su contra, y entregó una primera lista de casi un centenar de casos de civiles y militares, especialmente chavistas, que incluso son perseguidos y torturados con más crueldad que otros opositores, según explicó.