El abogado defensor de DDHH Rafael Narváez aseguró que el informe de la Comisión de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que señala a Nicolás Maduro y dos de sus ministros por crímenes de lesa humanidad es contundente y da las bases para que la CPI pueda procesar a las autoridades venezolanas

El abogado defensor de DDHH, Rafael Narváez, afirmó que el informe elaborado por la Comisión General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) es contundente al calificar los abusos cometidos por cuerpos de seguridad del Estado como delitos de lesa humanidad y señalar la responsabilidad del Presidente y dos de sus ministros en la comisión de los mismos, por lo que, una vez consignado a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) debe ser motivo más que suficiente para que se inicie el proceso de investigación contra estos funcionarios.

“Desde 2018, la fiscal de la CPI, Fatou Bensouda, inició un examen preliminar sobre la situación de DDHH en Venezuela. En varias ocasiones ella ha sido objeto de críticas por la supuesta lentitud del proceso, a lo que ha respondido que requiere recabar suficiente información; ahora, con el amplio informe entregado por la Comisión General de la ONU, ya no puede seguir dilatando el proceso de iniciar una investigación sobre la violación de los derechos fundamentales en Venezuela”, expresó Rafael Narváez.

El profesional del derecho, quien es director de la ONG Derechos Civiles, recordó que el gobierno venezolano autorizó la actuación de la Comisión General de DDHH de la ONU, y resaltó que, además, el Estado venezolano es signatario del Estatuto de Roma, base legal de actuación de la CPI.