El Sebin, la FAES y la Dgcim son peores que la Seguridad Nacional de Pérez Jiménez, acusó el activista de derechos humanos.

El activista de derechos humanos Rafael Narváez, acusó a la Asamblea Constituyente de ser un “paredón de ajusticiamiento político” para acabar con los adversarios del gobierno.

Narváez, denunció lo que calificó como sumisión de los poderes públicos al Ejecutivo y acusó a la Dgcim, el Sebin y la FAES de ser peores que la Seguridad Nacional de la dictadura de Pérez Jiménez.

La FAES debe ser no solo eliminada, sino investigada, remarcó el abogado.