La ONG considera que el proyecto del Arco Minero del Orinoco afecta los derechos de pueblos indígenas, así como la biodiversidad; por consiguiente es un plan que va contra el ordenamiento jurídico venezolano

En el marco del Día Mundial de la Tierra, la ONG Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) señaló, a través de su cuenta en la red social Twitter, que el Arco Minero del Orinoco es “un proyecto que atenta contra el derecho humano a un ambiente sano, afecta derechos de pueblos indígenas y reafirma una política desarrollista donde no importa la vida humana y la naturaleza. Un proyecto de la dictadura contra Venezuela”.

Rodolfo Montes De Oca, vocero de esta Organización, expresó que “el Arco Minero es uno de los proyectos más depredadores que tiene Venezuela actualmente. Es un territorio mucho más amplio que Cuba, Bélgica y República Dominicana, sobre el cual no hay ningún tipo de control y que no solo va a acabar con la biodiversidad sino que también va a someter a los pueblos originarios a costumbres que no van cónsonas con su desarrollo”.

A su juicio, el Arco Minero no está cumpliendo con las garantías mínimas que exige la constitución para su desarrollo, por consiguiente es un plan que va contra el propio ordenamiento jurídico venezolano.

Montes De Oca dijo que “el derecho al agua es parte de los derechos sociales y culturales que defendemos como Organización, por consiguiente es nuestra labor participar y apoyar las movilizaciones de la sociedad civil que exijan el derecho al agua potable y mineral”.

El representante de Provea indicó que se ponen “a la orden para que todos los ciudadanos a través de nosotros puedan ejercer acciones legales en el plano nacional e internacional para exigir el derecho al agua”.

Provea es una organización no gubernamental independiente venezolana dedicada a analizar la situación de los derechos humanos en Venezuela y a la promoción y defensa de los mismos.