“Yo lo que creo es que a Nicolás Maduro cada vez se le asoman más las orejas de burro”, indicó el mandatario colombiano, Iván Duque, desde China

El presidente de Colombia, Iván Duque, denunció este lunes 29 de julio que su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, alberga terroristas colombianos, lo que ratifica que su apoyo a actividades subversivas y vinculadas con el tráfico de drogas”

“Yo lo que creo es que a Nicolás Maduro cada vez se le asoman más las orejas de burro. Aquí lo que estamos viendo no solamente es que él ha albergado terroristas colombianos desde hace muchos años, sino que una vez más ratifica que Venezuela es un santuario para terroristas y narcotraficantes”, afirmó.

El mandatario colombiano se refirió así durante una visita oficial que comenzó ayer a China y que se extenderá hasta mañana, en donde reiteró que en Venezuela también viven líderes de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Maduro dijo ayer durante la clausura del Foro de Sao Paulo que tanto Márquez como Santrich “son bienvenidos” a Venezuela y los calificó como “dos líderes de paz”. Durante su intervención, señaló que su Gobierno es “inchantajeable” al afirmar que recibió presiones para no aceptar la presencia en Venezuela de los dos exguerrilleros.

El presidente de Colombia, Iván Duque, denunció este lunes 29 de julio que su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, alberga terroristas colombianos, lo que ratifica que Venezuela “es un santuario para terroristas y narcotraficantes”.

“Yo lo que creo es que a Nicolás Maduro cada vez se le asoman más las orejas de burro. Aquí lo que estamos viendo no solamente es que él ha albergado terroristas colombianos desde hace muchos años, sino que una vez más ratifica que Venezuela es un santuario para terroristas y narcotraficantes”, afirmó.

El mandatario colombiano se refirió así durante una visita oficial que comenzó ayer a China y que se extenderá hasta mañana, en donde reiteró que en Venezuela también viven líderes de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Maduro dijo ayer durante la clausura del Foro de Sao Paulo que tanto Márquez como Santrich “son bienvenidos” a Venezuela y los calificó como “dos líderes de paz”. Durante su intervención, señaló que su Gobierno es “inchantajeable” al afirmar que recibió presiones para no aceptar la presencia en Venezuela de los dos exguerrilleros.