El país necesita un gran acuerdo, subraya el parlamentario de 2015 y una de las figuras más activas de la Comisión Delegada. “El siguiente paso tiene que ser que Maduro entienda que hay una presión internacional. Ya la comunidad internacional le dijo “vamos a ver qué es lo que usted va a hacer con ese CNE, vamos a ver si eso es comestible, porque si no es comestible no le vamos a permitir más mamadera”

Williams Dávila, diputado de la Asamblea Nacional (AN) del año 2015, demuestra una sensibilidad especial al hablar de la COVID-19: la sufrió en carne propia, y cuando el oxígeno bajó a niveles peligrosos, le tocó correr como a cualquier ciudadano.

Durante el programa Con tres puntos, transmitido por el Instagram de Contrapunto, Dávila sostuvo que la Comisión Delegada de la AN de 2015 debe aprobar más recursos para atender la emergencia causada por el coronavirus.

El parlamentario es, además, activista, y participa en los recorridos que realizan algunos dirigentes políticos por Caracas y el interior del país para organizar el descontento contra Nicolás Maduro. No son muchos los que, como él, están en las calles. “Creo que ha habido un poco de precaución por el coronavirus. Muchos piensan que hay que evitar contagio y acciones. Sin embargo, es el momento”.

-¿Por qué es el momento?

-Si los mangos están bajitos todo el mundo agarra mangos.

-¿Cuál es el mango bajito ahora?

-Ahorita no hay mango bajito. Tenemos coronavirus, hiperinflación, miles de cosas. Ahora es cuando tenemos que salir y demostrar la casta.

-¿Por qué la clase política no lo hace?

-Porque le falta casta. Tiene que echar pa’lante. Los que somos diputados y estamos en la Comisión Delegada hemos visitado 2 mil y pico de kilómetros. Los que están allí actúan con mucha valentía, mucho coraje, exponiéndose a riesgos de todo tipo. Riesgo de que te manden grupos a golpearte como sucedió, organismos de seguridad del Estado como pasó en la vía de Monagas hacia Anzoátegui, que bloquearon con una gandola. Tuvimos que frentear. Así como con el coronavirus. En mi caso particular me contagié en el campo de batalla; no me contagié en una beach party, en una fiesta.

-¿La Comisión Delegada es un espejismo?

-No es un espejismo. Sí estamos trabajando. Ahí está el caso de los 30 millones de dólares que se aprobaron para que el presidente Guaidó acceda al mecanismo Covax. Mucho antes de lo que ahora está diciendo Delcy Rodríguez, porque Delcy Rodríguez dice que pagaron 53 millones. Entonces el problema no eran las sanciones.

-¿Es un dinero distinto?

-Totalmente distinto. Entonces, ¿dónde estaba esa plata? ¿Ahora sí accedieron a esos 53 millones de dólares cuando tenemos un año diciendo que el sistema de salud es ineficiente, que no hay oxígeno? Sé lo importante que es eso porque padecí la enfermedad. ¿Ahora sí aparece la plata? ¿Dónde la tenían? ¿Tienen más plata? ¿Pueden acceder?

-¿Usted cree que la administración Maduro no está diciendo la verdad?

-No está diciendo la verdad. Porque 53 millones de euros que dicen ellos, que tuvieron que hacer presión diplomática… que digan dónde los tenían. ¿Cuál ha sido el argumento? Que las sanciones impedían la compra de las vacunas. Ahora salen y dicen que pagaron 53 millones de euros, que es el 50% del costo de la accesibilidad Covax. Tienen recursos. ¿Por qué no los trajeron antes.

-Lo mismo les podrían decir a ustedes. ¿Tienen un montón de dinero represado en el exterior y no lo han aprobado para la pandemia?

-No se ha negado; todo lo contrario. Son fondos congelados de la corrupción, que existen en algunos países. Algunos países permiten el acceso a esos fondos congelados; otros, no. Por ejemplo, en el caso de recursos en EEUU, como allí están reconociendo completamente a Guaidó, e incluso hay un embajador, eso no es así que sale rápidamente; eso necesita una licencia del Departamento del Tesoro y se tiene presentar una solicitud muy bien sustentada. Y es lo que hemos hecho.

-¿Esos 30 millones de dólares tardarían dos meses en habilitarse?

-No. Está en proceso de que el Departamento del Tesoro dé una autorización, que es una licencia. Eso debe salir pronto. Además, como hay un compromiso con Covax de que son recursos de los que se va a disponer… No es lo mismo que está diciendo Delcy, que no sabemos de dónde viene. Esto sí se sabe de dónde viene.

-¿Por qué ese acuerdo no puede lograrse con los recursos que están en el Banco de Inglaterra? A la gente no le importa si los aprueba Guaidó o los aprueba Maduro.

-Nosotros firmamos un acuerdo entre el ministro de Sanidad, Guaidó, la AN y la OPS, y ese acuerdo se firmó el año pasado para que se pudieran traer las PCR. Eran 350 mil cartuchos para pruebas PCR. Ellos rompieron el acuerdo por una razón: cuando empezaron a llegar a los hospitales, a dónde tenían que llegar, dijo Maduro o los encargados “eso se acabó. Nosotros vamos a hacer el trabajo”. Rompieron el acuerdo. Solamente habían entregado, hasta hace un mes, el 1%. Es decir, que las pruebas PCR, fundamentales para el diagnóstico, no se hicieron con la prontitud con que se tenían que hacer simplemente porque politizaron el tema.

-¿Está previsto que la Comisión Delegada apruebe más recursos?

-Sí, sí.

-¿Para vacunas? ¿Pruebas?

-Sí.

-¿Cuánto más?

-Yo propondría aumentar ese monto de 20 millones a más. Por lo menos que llegue a 100 millones.

-¿Para vacunas?

-Para vacunas. Y también reconocer los bonos de salud a los médicos, a los trabajadores que son los que están en la primera línea del campo de batalla. Van más de 450 trabajadores de la salud muertos. Médicos que conocía hoy están muertos.

-¿Los 100 dólares mensuales les han llegado?

-Sí.

-Llegó una sola vez.

-Eran 300 dólares repartidos en tres veces. Ahora se está discutiendo en la Comisión de Finanzas de la Comisión Delegada aumentar ese aporte mensual.

-¿Cómo sería?

-El mismo mecanismo, pero a lo mejor en lugar de 100 serán 300. Son cosas que está discutiendo la Comisión de Finanzas. No formo parte de la Comisión de Finanzas pero es lo que uno escucha. Es la disposición que hay, y lo ha dicho el propio presidente Guaidó. Lo ha dicho el papa: la vacuna es un elemento esencial en la lucha. Nosotros tenemos esa prioridad. Lo que estamos haciendo en estas actividades es presionar para que la vacuna entre, cualquiera que sea de calificación internacional.

-Usted propone entonces llegar a 100 millones de dólares solo para vacunas y la bonificación de 300 dólares al mes. ¿Por lo menos una vez?

-No. Que se dé con el mismo procedimiento que estaba establecido, por tres meses. Eso ya lo había dicho Guaidó. Yo lo que hago es apoyar esa propuesta. Estoy de acuerdo.

-¿Son recursos de Citgo? ¿Qué se han congelado de la corrupción?

-Son recursos que han sido depositados por el régimen, que los tienen afuera.

-Maduro dice que los han secuestrado.

-Eso no es secuestrado. Si estuviesen secuestrados no habría disponibilidad. Son dineros que están en el sistema bancario, y acuérdese de que hay una sanción del sistema bancario norteamericano. Como hay duda del origen, congelan esos recursos. Pero como hay un gobierno legítimo interino tenemos la posibilidad de acceder a ellos mediante las licencias que da la OFAC, que es la que decide. Ojo, las sanciones no son la causa por la que no compraron la vacuna; las sanciones tienen excepciones. Todo aquello que sea para comprar comida e importar medicinas no tiene sanciones. No lo han hecho porque no les ha dado la gana.

-El gobierno argumenta que hay persecución contra quienes hacen negocios con Venezuela.

 -No, y le voy a decir por qué: ¿La gasolina no la están trayendo de Irán?

-Irán está sancionada.

-Irán está sancionada. No están hundiendo ningún barco que traiga gasolina. Las sanciones generan una discusión política. Si yo soy el afectado, digo que me las estás aplicando por retaliación política, el imperialismo. Las sanciones tienen individualizaciones. Tienen a,b,c,d que han decidido en la Unión Europa y Estados Unidos, sanciones a las personas que según ellos están saliendo vinculadas con el narcotráfico, la violación de DDHH, delitos de lesa humanidad.

-Pero el gobierno central y Pdvsa entran en las sanciones.

-En el caso de Pdvsa estaban realizando operaciones calificadas como ilegales en el sistema norteamericano. A Pdvsa le ha faltado informar, en las oficinas regulatorias de Estados Unidos, ese tipo de transacciones. Pero repito: por supuesto que ese es el argumento político. “Quítenme las sanciones para que el pueblo no siga sufriendo”. Perdóname, las sanciones apenas tienen dos años y tú tienes 18 en el poder, te “raspaste” un billón de dólares. Vaya usted a saber de dónde salieron esos 56 millones de euros de los que habla Delcy. Y las sanciones son de hace dos años para acá. ¿Qué pasó desde 1999 hasta hace dos años?

-¿No están afectando más al pueblo venezolano?

-Durante 18 años tuvimos aquí toda la posibilidad para no estar importando comida, para tener un sistema financiero que no fuese hiperinflacionario, para haber tenido una dignidad del bolívar y no estar dependiendo del dólar, para nosotros tener servicios públicos que funcionaran. Para eso no había sanciones. Cuando se rasparon los reales del sistema eléctrico, los de Pdvsa Gas no había sanciones. Simplemente ineficacia y corrupción.

-¿Cualquier vacuna va a ser bienvenida por la Comisión Delegada?

-Sí. Y que sean calificadas internacionalmente por el mundo científico.

-¿Por ejemplo, la Sputnik V? ¿Sinopharm?

-Todas son vacunas que son buenas, pero que vengan.

-¿Cuál es el pero? ¿Con el prototipo cubano Abdala?

-Los cubanos en materia de salud han sido vanguardia en muchas cosas. Que venga. ¿Pero qué pasa con Abdala? Que no está certificada. Ahora es que están montando la planta. ¿Cuánto tiempo va a tomar eso? ¿Cuál es la propuesta que nosotros hacemos? Si hay vacunas, que las dejen entrar mediante el mecanismo Covax. 

La discusión, remarca, no está en esta sí o esta no. “La discusión está en que las traigan, que las permitan; que no tengas que pensar en ir a Colombia a ponerte la vacuna”.

-¿Está ocurriendo el turismo de vacunas?

-Los que se pueden ir se van a Estados Unidos.

-¿No hay un estancamiento en la política?

-Maduro sabe perfectamente bien que tiene que negociar.

-¿Y Guaidó sabe que tiene que negociar?

-Todo el mundo. ¿Nosotros de qué es que estamos hablando? De elecciones libres. Todo lo que estamos haciendo, en las visitas que está haciendo la Comisión Delegada estamos hablando de elecciones libres. ¿Qué quiere decir? ESo tiene un protocolo parra garantizar un derecho humano fundamental, que es el derecho a tener elecciones libres.

-¿Elecciones regionales libres?

-Que estén en un cronograma. Que haya un cronograma.

-¿Cuáles son las condiciones mínimas?

-Devolverles la tarjeta a los partidos. No es posible que los partidos Sigan estando secuestrados. Que liberen a los presos políticos. Que levanten las inhabilitaciones. Que haya un CNE creíble. Y un CNE que tiene que ser acordado.

-Habrá un CNE que se va a nombrar por la AN de 2020.

-Ahí ya estamos comenzando con prepotencia. Y el mundo hoy día… La cosa no es como la quiere plantear Maduro. El espacio nuestro es América Latina. La OEA tiene que jugar un papel importante de liderar, y no tener nosotros que recurrir a Europa o a América del Norte. Para eso se creó la OEA, una institución que está desde 1948. Si se asumiera allí el liderazgo que se tiene que asumir, hemos visto las elecciones en Ecuador y en Perú. Aun cuando en Argentina Alberto Fernández no está respaldando a la AN ni a Juan Guaidó él respalda negociaciones. Tiene presiones internas, porque si algún país sufrió violaciones de derechos humanos fue Argentina en la dictadura.

-Usted dice que Maduro sabe que debe negociar. ¿Negociar qué?

-Un acuerdo. Más que negociación, es un acuerdo. Yo me siento con usted, “señores, vamos a ponernos de acuerdo ya”.

-Eso no se ve.

-Los noruegos vinieron, etc. Pero tiene que haber acuerdos. Nosotros no podemos darle dilación a esto porque la gente es la que se está muriendo.

-¿Qué se puede acordar, si lo que se le está ofreciendo a Maduro es una braga anaranjada?

-No, vale. Tiene todo el poder del mundo. Está ahí. Pero, ¿qué es lo que quiere? ¿Que el pueblo venezolano se siga muriendo de hambre? ¿Que este tema, como el de las vacunas, lo esté politizando?

-¿Cuál es el siguiente paso?

-El siguiente paso tiene que ser que Maduro entienda que hay una presión internacional. Ya la comunidad internacional le dijo “vamos a ver qué es lo que usted va a hacer con ese CNE, vamos a ver si eso es comestible, porque si no es comestible no le vamos a permitir más mamadera”.

-¿Ese CNE ustedes lo avalarían?

-UN CNE que sea imparcial, idóneo.

-¿Aunque sea electo por la AN de 2020?

-Tiene que haber un acuerdo. Un acuerdo que puede ser avalado por la Comisión Delegada, la AN legítima que preside Guaidó, y la espuria. Si hay un acuerdo político.

-¿Se está avanzando en esa dirección?

-La presión la estamos haciendo nosotros. Y por eso estamos en la Comisión Delegada visitando pueblo por pueblo para generar conciencia de lucha de la necesidad de las elecciones libres. Porque te digo una cosa: ahorita la gente está más pendiente de su propia necesidad. La gente está pelando. Cuando no se muere por el coronavirus, se muere de hambre.

Dávila es un convencido de que, “para poder salir nosotros de esta crisis social, hay que cambiar el régimen de Maduro. Mientras Maduro siga en el poder no vamos a tener solución, porque Maduro piensa que se la está comiendo y que está haciendo todo perfecto, y como él es un experto en falsos positivos, en inventar cosas, si Maduro sigue en el poder nosotros no vamos a tener una economía que produzca; no vamos a tener empleo, no vamos a tener seguridad social, no vamos a tener pensiones que alcancen”.