El político explicó que Noruega tiene todo el respaldo internacional mientras que la mesa nacional es entre venezolanos sin facilitación internacional

El secretario general del partido Cambiemos, Timoteo Zambrano, aseguró este martes que el nuevo acuerdo con el Gobierno encamina a una resolución del conflicto político porque va a permitir generar confianza y marchar hacia la normalización, dos elementos claves para que la negociación tenga respaldo de la población.

En entrevista a Vladimir a la 1 transmitida por Globovisión, indicó que Noruega tiene todo el respaldo internacional mientras que la mesa nacional es entre venezolanos sin facilitación internacional.

“La Mesa Nacional va a permitir que Noruega tenga una base en cuanto a acuerdos parciales, puede ser complementaria”, apuntó.

Asimismo, aseguró que el mecanismo de Noruega no ha fracasado porque el Gobierno de ese país está haciendo todos los esfuerzos con ambos sectores para retomar el diálogo.

A su juicio, otra de las diferencias del nuevo acuerdo entre el Gobierno y sectores de la oposición con el diálogo de Noruega es que “aquí no hay nada escondido, esto va a ser absolutamente transparente”

Indicó que Noruega no han dado un balance sobre lo que sucedió durante la negociación, y condenó que hay partes que continúan siendo secretas.

Aunque aseguró que desde un principio respaldó el diálogo en Noruega, a su juicio, esa metodología no iba a ser posible, ya que, a su juicio, era un método más idóneo para un conflicto armado que para un conflicto político como el que atraviesa el país.

Co relación a las críticas de otros sectores políticos por el acuerdo, destacó que las encuestas demuestran que hay un país que quiere participar y darle respuesta a la crisis que atraviesa el país si hay un cambio en el CNE, por lo que aumenta la apuesta por unas elecciones

“Yo siempre he dicho que he estado en partidos de mayoría que han perdido frente a minorías”, señaló, por lo que considera que “lo importante son las propuestas” y en ese sentido celebró que este lunes se consiguiera una agenda de acuerdos parciales que generará una ruta de trabajo.

“No hay partido pequeño”, resaltó.