“Hay una implosión interna que tiene el régimen, porque la gente que está adentro se está dando cuenta de que hubo una destrucción, de que todo es mentira, que no alcanza nada. El gobierno sabe todo el dinero que metió para solamente lograr un millón de votos para la asamblea que montó”, explica el coordinador de la Unete. Augura una condena de la OIT contra la administración de Maduro

Dice que la administración pública está destrozada. Que no hay condiciones para trabajar porque “las instituciones están abandonadas”. Que hasta la Organización Internacional del Trabajo (OIT) señala a la administración venezolana. Servando Carbone, coordinador de la Unión Nacional de Trabajadores (Unete), está seguro de que la reunión del consejo de administración de la OIT, que se celebrará en marzo próximo, terminará con una condena a la administración de Nicolás Maduro.

En noviembre pasado no se votó, sino que se discutió y no se llegó a un acuerdo definitivo. “Esta vez va a haber votaciones” y serán en su contra.

“Lo que menos se esperaba el régimen” era un pronunciamiento en contra de la OIT, aseveró Carbone, uno de los líderes sindicales que promueve el encuentro unitario de trabajadores venezolanos. Este es el único espacio en el que “los trabajadores, los empleadores y los gobiernos discutimos cuestiones laborales”, destacó en conversación con contrapunto. “Lo que menos se esperaba el régimen es que ahí, en el único espacio que le quedaba, donde están las fuerzas productivas de un país, se le iba a generar” una reacción adversa.

Para la elaboración de su informe la OIT tomó el testimonio de 98 trabajadores, que “juramos por La Haya”, rememoró. Es otro organismo de la ONU que se pronuncia y denuncia que se fijan salarios sin acuerdos, que no hay diálogo social y que no se respeta la libertad sindical.

“El diálogo social no es el diálogo que hace el régimen. El diálogo que hace el régimen es un diálogo político”, concluye.

-Pero se está reuniendo con dirigentes sindicales.

-Sí, pero es un diálogo político. No tiene nada que ver con el diálogo social, porque el diálogo social lo trata de confundir, lo trata de enmascarar como diálogo social. El diálogo social está establecido por los organismos internacionales.

-¿Sin la OIT no se van a reunir?

-No. No podemos reunirnos con una gente que son malandros.

“Si no hay un agenda establecida con el aval de la OIT nosotros no nos vamos a reunir”, dictaminó. Ese “nosotros” lo integran la CTV, Codesa, CGT y Unete, detalló.

Pero, de acuerdo con su análisis, la administración de Maduro prepara el escenario para acudir en mejores condiciones a la reunión de la OIT. “Llamó a la Federación Sindical Mundial, va a hacer un evento internacional para decir que la sacciones coercitivas” son las culpables del actual desastre.

-¿Habrá otra condena más?

-Otra condena más. Somos los factores que no estamos involucrados… No somos ni ONG ni somos empleadores.

-Eso no va a cambiar la actitud de Maduro.

-Él está huyendo hacia adelante. Le está doliendo.

-¿Le va a doler la condena de la OIT?

-Está tratando de que no haya, pero sí le va a doler.

-Ahí están los contratos colectivos que está firmando.

-El contrato colectivo de los petroleros él puede pagarlo. La nómina de los empleados públicos el año pasado fue de 800 mil dólares todo el año. Si él quiere firmar contrato colectivo para toda la administración serían 200 mil dólares mensuales. No va a poder cubrir. Eso es una quimera.

Carbone se refiere a la visita de la relatora especial sobre las medidas coercitivas, Alena Douhan. “Hay 10 oficinas de la ONU que tienen que venir a Venezuela. El gobierno tocó la puerta de la que le interesaba. Esa oficina la crea el movimiento de izquierda internacional”, resume.

-¿Eso no va a incidir en la OIT?

-No. Para nada. Maduro está tratando de que sus aliados internacionales sindicales lleven esa propuesta.

-Maduro viene del movimiento sindical.

-Yo compartí en la fuerza bolivariana con Maduro. Tomé cerveza y comí pollo. Jamás en la vida planificamos la destrucción del movimiento sindical. Jamás en la vida pensamos en el deterioro de la calidad de vida de los jubilados y pensionados.

Defiende una salida política. Propone “un acuerdo político para ver si salimos de este desastre”.

-¿No puede haber recuperación del salario con Maduro?

-No. Imposible, porque las variables macroeconómicas impiden que esto se recupere.

A su juicio “estamos en el mejor momento político para que vayamos a una transición, no con las cúpulas políticas tradicionales, sino que salga del movimiento obrero, los excluidos, los estudiantes”.

-¿Por qué?

-Porque hay una implosión interna que tiene el régimen, porque la gente que está adentro se está dando cuenta de que hubo una destrucción, de que todo es mentira, que no alcanza nada. El gobierno sabe todo el dinero que metió para solamente lograr un millón de votos para la asamblea que montó.