El exparlamentrio exhortó a los Poderes Públicos a “liberarse de la disciplina partidista y retomar sus atribuciones como lo establece la Constitución”

El coordinador de la defensa por los derechos civiles, Rafael Narváez, durante una rueda de prensa, denunció que la fuerza militar y grupos civiles armados imponen “toque de queda” al Parlamento nacional.

El defensor de Derechos Humanos (DDHH) responsabilizó a los Poderes Públicos y a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) por permitir el asalto al Palacio Federal Legislativo y el “aniquilamiento de la soberanía popular que reside en el pueblo que se expresó a través del voto el año 2015 eligiendo a los diputados para que ejercieran sus competencias de legislar como lo establece la Constitución”.

“El Estado, no satisfecho con haber violado sistemáticamente los DDHH en el 2019, inicia el 2020 arremetiendo nuevamente contra los derechos políticos, el derecho al libre ejercicio del periodismo, y esta vez lo ejecuta con el mismo guión de la represión encabezada por la Guardia Nacional, el Sebin, las FAES, la Policía Nacional Bolivariana y civiles armados sin control”, manifestó Narváez.

Manifestó que “nuestra República vive el momento más dramático en materia de los derechos y garantías constitucionales, la pérdida del Estado de Derecho , subordinación de los Poderes Públicos al Ejecutivo y la espalda que la ha dado nuestras Fuerzas Armadas a la Constitución, por asumir la beligerancia política colocan a nuestro sistema democrático en terapia intensiva”.