En las redes sociales de VP se afirma que Ceballos “decidió venderse, traicionar a su país y aliarse con el régimen y los alacranes de Maduro” por apoyar al sector encabezado por José Noriega. “Iniciamos proceso de Resolución de Conflictos, Construcción de Consensos y Unificación de VP”, subraya Ceballos

Daniel Ceballos, dirigente de Voluntad Popular (VP), es ahora calificado por su partido como “alacrán”. ¿Por qué el exalcalde de San Cristóbal, ex preso político, es acusado de presuntamente haber traicionado a la organización en la que ha militado durante años?

En las redes sociales de VP se afirma que Ceballos “decidió venderse, traicionar a su país y aliarse con el régimen y los alacranes de Maduro, en medio de un momento histórico que nos obliga a seguir luchando por la libertad”.

“Ya hemos sido testigos de cómo la persecución, las amenazas y los sobornos de Maduro, compran la moral de algunos. Daniel Ceballos no fue la excepción”, señala VP.

¿Qué sucedió? Ceballos, este miércoles 30 de marzo, se sumó a la corriente de VP que solicitó la intervención del TSJ, con el dirigente José Noriega a la cabeza. “Queremos darle la bienvenida, con los brazos abiertos, a nuestro hermano Daniel Ceballos, exalcalde de San Cristóbal”, manifestó Noriega.

Según indicó Ceballos fue designada la comisión electoral. “Iniciamos proceso de Resolución de Conflictos, Construcción de Consensos y Unificación de VP”, escribió en sus redes sociales. “La meta es democracia, la meta es Venezuela”, expresó.

En otro video, reiteró: “La meta es popular”.

Ceballos confrontó al gobierno de Nicolás Maduro en el año 2014; fue destituido por el TSJ y detenido arbitrariamente. Lo capturó el Sebin (policía política). Acusado de “terrorismo”, lo encerraron en la cárcel militar de Ramo Verde, la cárcel de San Juan de Los Morros y en el propio Sebin. Se declaró en huelga de hambre, e incluso, lideró una suerte de motín en la sede de la policía política. Después de gestiones de mediación nacional e internacional lo liberaron en 2018.

El dirigente opositor se fue desmarcando de la política de su partido al apoyar la candidatura de Claudio Fermín para la gobernación de Barinas. El paso más reciente es su respaldo a José Noriega en la dirección de VP resultante de la intervención del TSJ. Otro de los partidos venezolanos que entró en crisis, porque como se sabe en todos unos quieren sobresalir más que otros, lo cual le da alientos al oficialismo al ver estos choques consuetudinarios en la oposición. Desde otros predios, los analistas políticos se preguntan ¿va Voluntad Popular a disminuir como organización?