La Diputada Delsa Solórzano indicó que “cuando se ataca a un parlamentario se está atacando a aquel que votó por él, dejando al ciudadano sin representación, ellos quieren dejar al país de rojo”.

La Asamblea Nacional (AN) se pronunció este martes 5 de noviembre, para rechazar la persecución política contra los Diputados de la oposición, tras el allanamiento de la inmunidad al parlamentario Juan Pablo Guanipa y los ataques contra Freddy Guevara.

Los diputados acordaron declarar inexistentes las espurias decisiones de los ilegítimos del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y Asamblea Nacional Constituyentes (ANC) de allanar la inmunidad parlamentaria de los diputados Juan Pablo Guanipa y Freddy Guevara Cortéz, así como cualquier acto que implique su criminalización por defender los derechos de los venezolanos.

El Diputado Henry Ramos Allup, recordó que “31 diputados principales y 11 suplentes están sometidos a medidas, es una barbaridad, no sean irresponsables, no sean dementes, cómo se puede resolver la crisis con este procedimiento”.

“Cuando se ataca a un parlamentario se está atacando a aquel que votó por él, dejando al ciudadano sin representación, ellos quieren dejar al país de rojo: el rojo de la sangre que se ha derramado, este país es el más violento del mundo”, dijo durante su intervención la Diputada Delsa Solórzano.

A su vez, el Diputado Ismael León, indicó que su colega parlamentario “Henry Ramos Allup lo había advertido: estos señores lo que saben hacer es perseguir, ¿por qué no persiguen a María Eugenia Sader, quien le regalo un millón 600 dólares a su hijo para que se comprara un apartamento?”.

Por su parte, Manuel Texeira aseveró que “podemos tener diferencias en el discurso, pero no podemos usar eso para perseguir al contrario; si queremos llamar a la reinstitucionalización, al encuentro debemos erradicar esa cultura, un sector utiliza las instituciones en perjuicio de otros”.

En documento aprobado también se declara que los parlamentarios Guanipa, Guevara y todos los diputados que han sido víctimas de las decisiones similares siguen ostentando la inmunidad parlamentaria consagrada en la Constitución.