“Son los ojos calificados de la comunidad internacional”, subrayó Héctor Vanolli, director ejecutivo del Observatorio Global de Comunicación y Democracia

La presencia de la misión de observación internacional de la Unión Europea (UE) “abre una ventana que posibilita a la comunidad internacional efectuar un seguimiento minucioso de este proceso electoral”, expresó Héctor Vanolli, director ejecutivo del Observatorio Global de Comunicación y Democracia. “Son los ojos calificados de la comunidad internacional, los cuales permiten este seguimiento cercano, detallado”.

Es un apoyo de la comunidad internacional “para los esfuerzos que se vienen realizando en Venezuela para la reconstrucción de la ruta electoral”. Esto revaloriza el voto “como instrumento para el cambio pacífico”, enfatizó.

El analista recordó que el CNE “firmó acuerdos directos” con las organizaciones.

La llegada al país de la misión de la UE implica “el regreso de la observación electoral” a Venezuela, destacó Vanolli durante una rueda de prensa convocada por el Foro Cívico. Recordó que la última vez que la UE envió una misión fue en 2006, y que en ese lapso, con la única excepción de una misión del Centro Carter en 2012, en el panorama venezolano “estuvo ausente esa práctica”.

En el caso venezolano en esta oportunidad se suman otros elementos, refirió Vanolli, que es el panel de expertos que envía Naciones Unidas, que permanecen en el país durante cierto periodo “y elevan un informe al secretario general”.

Beatriz Borges, del Centro de Justicia y Paz (Cepaz), reiteró que la apuesta es por la institucionalidad democrática. “Necesitamos instituciones que puedan ser transparentes, independientes”. Por eso “vemos en el 21 de noviembre una oportunidad”.