EEUU, la UE y Canadá “estarán revisando cómo se ejecuta el acuerdo”, subrayó el abogado y especialista en resolución de conflictos

De un cronograma electoral claro dependerá que se desmonten las sanciones, explicó este domingo el doctor Igor Cuotto, abogado especialista en resolución de conflictos.

“No es poca cosa el comunicado conjunto de la UE, EEUU y Canadá donde señalan que revisaran las sanciones en la medida que la negociación genere como resultado unas elecciones parlamentarias y presidenciales, liberación de los presos políticos, independencia, respeto a los DDHH de los partidos políticos (es decir, el fin de las juntas directivas nombradas por el TSJ) como resultado de la restauración de las instituciones democráticas para esas elecciones libres y respetando las leyes”, indicó en un análisis difundido por redes sociales.

“En dos platos, ellos estarán revisando cómo se ejecuta el acuerdo, pero el desmontaje final de las sanciones dependerá de las elecciones parlamentarias y presidenciales”, subrayó.

Cuotto recordó que “este nuevo intento de ronda formal y pública de negociación responde a un conjunto de otras negociaciones en las cuales las partes, de forma muy discreta, han estado participando y así lo manifestaron en México. Negociar una agenda, reglas, garantías, formato no es cosa sencilla y es tan importante como el resultado de los temas de fondo; sin forma, sin la estética del cómo, nunca podrá tenerse un acuerdo en el que o para qué se negocia”.

Trajo a colación el discurso de Dag Nylander, el facilitador del proceso y director del Centro Noruego de Resolución de Conflictos. “En pocas palabras, si las partes acordaron una agenda y dijeron sí a esa agenda, entonces tienen que trabajar para ponerse de acuerdo; que no usen tácticas dilatorias, que hay temas donde el tiempo es el enemigo pero donde lo urgente no supedita lo importante”.

Se desprende “que los grandes temas a negociar son el electoral y el de las sanciones por un lado todo lo relacionado a lo electoral (Cronograma electoral, condiciones, garantías, habilitación de derechos políticos, libertad de presos políticos) y por otro lado el tema de las sanciones (levantamiento de sanciones, devolución de activos, cooperación internacional para el manejo de activos, reivindicación de los derechos del Estado venezolano sobre activos en el extranjero)”. Hay un conjunto de temas, como: “respeto al estado de derecho, principios de convivencia política y social, recuperación de la economía y algo importantísimo que son las garantías de implementación”.

Cuotto imagina que se avanzará en:

1. Un cronograma de elecciones regionales con garantías de implementación, habilitación de derechos políticos y liberación de presos políticos y devolución de activos como un primer acuerdo (por la urgencia del tiempo dado que las elecciones serían el 21 N, salvo que acuerden posponerlas;

2. Un cronograma para las elecciones presidenciales y legislativas y que el levantamiento total de las sanciones será cuando se lleven a cabo estas últimas;

3: Acuerdos sobre la marcha sobre respeto a los DDHH y víctimas de la violencia. Hemos de esperar que el gobierno buscará el mayor número de levantamiento de sanciones y ‘cediendo’ sobre los temas de DDHH y liberación de presos políticos (esto por el tema de la percepción de la comunidad internacional con el informe de la CPI) y la oposición un levantamiento mínimo para la elecciones regionales e incluso bajo algún tipo de tutela de forma tal evitar que se distraigan los fondos.