En sesión de la Asamblea Nacional que preside fueron señalas las deficiencias que tiene la estructura de salud del país, para enfrentar la crisis del coronavirus

Juan Guaidó, señaló que existen incoherencias en la argumentación que esgrime el equipo de Gobierno de Nicolás Maduro, al solicitar ayuda al exterior y anunciar gran cantidad de camas disponibles para atender los potenciales casos coronavirus.

Por otra parte, llamó la atención sobre la situación alimentaria del país y los problemas de abastecimiento, así como los inconveniente de la población en el acceso a los servicios públicos.

“Todo el país está vulnerable a la falta de alimentos, del combustible, del gas y de los servicios básicos”, dijo Guaidó, en la sesión virtual que llevaron adelante.

Por su parte, la diputada por el estado Miranda, Manuela Bolívar, en su intervención alertó sobre la debilidad del sistema salud y aseguró que Venezuela es el tercer país, con mayor vulnerabilidad para enfrentar el coronavirus (COVID-19), porque además, de no contar con el tratamiento como los demás países del mundo, los hospitales no tienen agua, ni cuentan con electricidad.

“Tenemos años con un sistema hidráulico colapsado, al igual que el sistema eléctrico, 90% de los estados presentan fallas eléctricas y con ello, no se eximen los hospitales; por lo tanto, el aislamiento es clave para detener la velocidad del contagio, pero cuando el paciente llega al hospital y no hay lo básico para atenderlo, por ejemplo, las enfermeras no tienen agua, no cuentan con tapaboca, guantes o alcohol suficiente, ni siquiera desinfectante, estamos en vulnerabilidad total”, dijo Bolívar.