“En otros procesos electorales de varios estados, donde participaron candidatos inhabilitados que obtuvieron votaciones superiores a la diferencia de votos que llevó a la proclamación de un ganador, también deberían repetirse las elecciones”, señalaron

El grupo Voto Ciudadano Inteligente llamó a la oposición a ponerse de acuerdo para presentar una sola candidatura para la Gobernación de Barinas.

“Recomendamos a todas las fuerzas políticas opositoras asumir las elecciones para gobernador de Barinas como un reto de carácter nacional, de manera de presentar una candidatura única emblemática capaz de derrotar ampliamente al PSUV-gobierno en enero venidero. Esperamos que no se defraude una vez más las esperanzas de la gente de tener mejores gobiernos”, subrayó la agrupación en un comunicado.

Por otra parte “consideramos que, si este es el caso, en otros procesos electorales de varios estados, donde participaron candidatos inhabilitados que obtuvieron votaciones superiores a la diferencia de votos que llevó a la proclamación de un ganador, también deberían repetirse las elecciones, pues los electores fueron víctimas de candidaturas fraudulentas, cuya presencia hace presumir un resultado electoral diferente al que se hubiera producido si no hubieran participado”.

Este es el comunicado completo:

Ante los recientes hechos acontecidos en el estado Barinas y la sentencia del TSJ que ordena repetir las elecciones para el cargo de gobernador en ese estado, el grupo Voto Ciudadano Inteligente expresa lo siguiente, en aras de seguir orientando a la opinión pública sobre temas electorales particularmente escabrosos: 

Debemos señalar, primero que nada, que aborrecemos esa práctica inconstitucional que coloca en la Contraloría General de la República, la potestad de inhabilitar los derechos políticos de los venezolanos, cuando la Carta Magna es clara al señalar que estos sólo pueden ser conculcados por sentencia judicial firme.

Rechazamos lo que a todas luces constituye un escamoteo de la voluntad del pueblo, expresada en las urnas en las elecciones recientes y confirmada por el Consejo Nacional Electoral, que luego de contabilizar los votos señaló el triunfo, por un margen muy pequeño, del candidato opositor Freddy Superlano. Se trata sin lugar a dudas de un robo electoral que merece todo nuestro repudio.

El estado Barinas no es ni puede ser tratado como un feudo. No es propiedad de ninguna familia, partido ni grupo en particular. Resulta patético que la autodenominada “revolución”, que en su momento se ofreció como un cambio político de avanzada para el país, ofrezca este espectáculo decadente de ilegalidad, manipulaciones, involución y atraso. 

La candidatura de Freddy Superlano no fue una por la que este grupo llamara a votar. Pero es el candidato ganador y eso debe respetarse, pues es la voluntad soberana del pueblo barinés que está por encima de cualquier poder del Estado.

La sentencia de la Sala Electoral del TSJ de repetir las elecciones de gobernador en Barinas, cuestionada como improcedente por algunos juristas expertos, se basó en que el candidato ganador estaba inhabilitado, por lo que no ha debido participar en los comicios. Es inentendible desde todo punto de vista que la inscripción de un candidato inhabilitado no haya sido rechazada por el CNE, tal y como sí ocurrió con decenas de otros candidatos. El país exige una explicación seria en la materia, que no deje dudas de lo realmente ha ocurrido.

Nos llama la atención que habiendo sido solemnemente indultado por el presidente de la República, en un acto político de reconciliación, ahora se saque de la chistera una nueva y más reciente inhabilitación de la Contraloría de la cual, además, no fue notificado el CNE.

Consideramos que, si este es el caso, en otros procesos electorales de varios estados, donde participaron candidatos inhabilitados, que obtuvieron votaciones superiores a la diferencia de votos que llevó a la proclamación de un ganador, también deberían repetirse las elecciones, pues los electores fueron víctimas de candidaturas fraudulentas, cuya presencia hace presumir un resultado electoral diferente al que se hubiera producido si no hubieran participado. 

Subrayamos que este atropello no invalida la ruta electoral ni la participación ciudadana en los comicios, como ya algunos se adelantan a denunciar, sino que contrariamente confirma su validez como elemento pacífico de la lucha política, capaz de desenmascarar situaciones como la vivida en Barinas, de crear crisis serias en el aparato de poder y de generar movilizaciones en la lucha por el respeto a la soberanía popular.

Recomendamos a todas las fuerzas políticas opositoras asumir las elecciones para gobernador de Barinas como un reto de carácter nacional, de manera de presentar una candidatura única emblemática capaz de derrotar ampliamente al PSUV-gobierno en enero venidero. Esperamos que no se defraude una vez más las esperanzas de la gente de tener mejores gobiernos.

La renuncia del candidato a la gobernación de Barinas y actual gobernador y su decisión de no presentarse a los comicios decididos por el TSJ son una clara demostración de que la situación actual fue sobrevenida y que ha afectado internamente al aparato partidista del gobierno.