El representante especial de Estados Unidos (EEUU) para Venezuela, Elliott Abrams, explicó por qué el mandatario Nicolás Maduro, podría postularse para nuevas elecciones presidenciales como parte de un plan de transición en Venezuela.

En una conferencia telefónica celebrada el 2 de abril, Abrams, explicó la posición de la Administración Trump, sobre la salida de Maduro del poder. Estas son cinco claves:

1)Maduro puede ser candidato… porque va a perder. “El plan, tal como lo hemos elaborado, sugiere que solo hay una persona en Venezuela que no puede postularse, y es quien quiera sea el presidente de transición, el presidente interino, bajo el Consejo de Estado. Y adoptamos ese punto de vista, porque en una situación frágil como Venezuela, pensamos que nadie se va a creer que alguien que esté dirigiendo el gobierno, también sea candidato. Todo se hará de forma justa”, explicó Abrams.

Y añadió: “Pues sí, Nicolas Maduro, podría postularse, Juan Guaidó podría postularse. Hemos analizado un año de encuestas de opinión, y el índice de aprobación de Nicolás Maduro, está entre el 12 y el 15 por ciento, por lo que creemos que en unas elecciones libres tiene cero posibilidades de ganar, por eso dijo el Secretario Pompeo, que él no va a gobernar Venezuela otra vez”.

2)Una cosa en público, otra en privado. “El rechazo inmediato de Maduro o un portavoz de Maduro era obvio, era predecible. Pensamos que sucedería. Lo realmente importante no es lo que dicen en público; es lo que sucede en privado dentro del gobierno, dentro del régimen, dentro del partido y movimiento chavista, dentro del ejército cuando la gente mira la propuesta y piensa en lo que podría significar para Venezuela y lo que podría significar para ellos mismos”.

3) ¿Y las sanciones a Rosneft? “Si Rosneft Trading no tiene nada que ver con Venezuela, entonces las sanciones que se basan en su conducta en Venezuela o con respecto a Venezuela deberían levantarse. No sé si todavía ha ocurrido. He visto los informes de prensa, pero no me queda claro, por ejemplo, si legalmente se ha realizado la transferencia de actividades, la transferencia de fondos del estado ruso, la transferencia de actividades a una nueva empresa que aparentemente iba a formarse para hacerse cargo de estas actividades. Lo juzgaremos en el terreno. ¿Qué ha pasado con las actividades de Rosneft con el petróleo venezolano, el comercio del petróleo venezolano? Si los hechos son que Rosneft Trading ya no está involucrada, entonces las sanciones, se levantarían, sí”.

4) Posición sobre Clíver Alcalá. “Nunca me he reunido con Cliver Alcalá. No puedo decirle si algún funcionario estadounidense se ha reunido con él.

Está bastante claro, creo, que la loca acusación que hizo mientras estaba en Bogotá, contra Juan Guaidó, es mentira porque Guaidó no está involucrado en ninguna forma de violencia, ni busca ninguna forma de violencia, ni ningún tipo de golpe militar.

Lo que está buscando es lo que propuso en Barbados, el año pasado. Y esa idea es sobre la cual hemos construido la propuesta de los Estados Unidos, que es un gobierno de transición.

Creo que estas fueron acusaciones realmente despreciables y bastante peligrosas que hizo Alcalá, cuando estuvo en Bogotá y luego, unas 24 horas después, se entregó a los Estados Unidos y dejó Colombia.

Presumiblemente descubriremos más, o al menos el Departamento de Justicia lo hará, sobre lo que estaba haciendo en Colombia. Pero creo que está claro que el régimen le encargó hacer esas terribles acusaciones, y luego él se dio cuenta de que sería mejor salir de Colombia y llegar a un lugar donde al menos estuviera físicamente seguro, que era Estados Unidos”.

5) ¿Quién podría poner esto sobre la mesa para la negociación? “Bueno, la iglesia es ciertamente una posibilidad. Creo que la posibilidad más lógica puede ser Noruega, que dirigió las negociaciones, o fue la sede de las negociaciones del año pasado en Oslo y Barbados. Pero si el régimen está dispuesto a pensarlo y negociar, eso probablemente no será un problema”.