El nuevo llamado a comicios pone a prueba a la clase política venezolana y medirá la capacidad de los jugadores de adaptarse a las nuevas realidades que se perfilan

Pasaron dos días del cronograma para las nuevas elecciones y todavía no hay un candidato inscrito para las nuevas elecciones en el estado donde nació el comandante Chávez, o por lo menos no se ha hecho público.

El oficialismo anunció que tendrá un candidato imbatible y todavía la oposición agrupada en la Mesa de la Unidad Democrática, los que ganaron las elecciones, no asoma a ningún nombre.

EL PSUV tiene el reto de revertir el resultado del 21 de noviembre, porque es un hecho incontrovertible que perdió. ¿Logrará cambiar esta historia? ¿Lo logrará de manera convincente?

El partido de gobierno corre el riesgo de ser derrotado dos veces en menos de 60 días en la tierra que vio nacer al comandante Chávez. Eso no es poca cosa para el manejo emocional de la militancia dura.

Cuando se mira a la acera de enfrente está la otra pregunta: ¿La oposición seguirá diluyéndose en sus luchas intestinas y le facilitará la tarea al chavismo de quedarse con la emblemática Gobernación de Barinas?

Lo que suena

Como candidatos del oficialismo se han manejado nombres de referencia nacional que van desde Diosdado Cabello, pasando por Iris Varela y hasta el nombre de Jorge Arreaza surgió, según se escucha en los caminos del territorio rojo.

Por el otro lado, se espera la decisión de la oposición para saber qué harán frente a este cuadro.

El candidato vencedor, inhabilitado sorpresivamente, Freddy Superlano, dijo que peleará su triunfo en todas las instancias, pero no se ha negado a ir a las elecciones que fueron convocadas por orden de la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia.

 “Yo soy de la idea de que se le puede propinar una segunda derrota en muy pocos días al oficialismo, al madurismo en la ciudad de Barinas”, dijo Superlano en el programa de la periodista Mari Pili Hernández, en Unión Radio.

El tiempo pasa rápido y no se ven señales de acuerdo a pesar de que Superlano dijo que ya están trabajando al interior de la coalición de organizaciones políticas que están en la Mesa de la Unidad Democrática.

El único nombre que hasta ahora ha surgido es el de Rafael Simón Jiménez, político con proyección nacional, cuyo más reciente cargo fue ser miembro del CNE al que luego renunció.Ha sido propuesto por los dirigentes Enrique Ochoa Antich y Mario Villegas.

Como vemos, los nombres que suenan, tanto del oficialismo y la oposición, tienen proyección nacional, pero no parecen tener el perfil del candidato que tiene una vinculación cotidiana con la población de Barinas.

Esto parece ser el error repetido por las direcciones nacionales de los partidos políticos que negocian en Caracas cuotas de poder, imponen candidatos incapaces de generar el acuerdos o de polarizar con el contrario en la región y terminan perdiendo porque su debilidad sucumbe ante el poder de un liderazgo local o ante la maquinaria.

¿Serán los mejores nombres para disputar Barinas por parte del oficialismo y la oposición?

Ante este escenario, Contrapunto trató de conversar con las diversas organizaciones políticas de oposición para sondear las intenciones que se tienen de participar y de conseguir acuerdos, sin embargo, ningún vocero quiso adelantar posición.

Desde los partidos de la MUD todavía observan los escenarios y no han negociado con los otros factores opositores para tratar de lograr un acuerdo para la candidatura.

En el cálculo matemático todavía no cuentan con el apoyo electoral para asegurar el triunfo que fue por menos de 200 votos.

El chavismo cierra filas, apretará todas las tuercas de su maquinaria para sacarse el clavo de la derrota en la tierra del comandante eterno, lo que no es poca cosa en el manejo de los símbolos del oficialismo.

Algunos partidos de la MUD, incluso miden si deben participar, aunque parece que se impone la idea de ir a los comicios por lo dicho por Superlano.

Por el lado de los partidos de la Alianza Democrática, los consultados indicaron que estarían dispuestos a apoyar el candidato de la MUD, siempre y cuando los reconozcan como opositores y se sienten de igual a igual, de otra forma no.

Le preguntamos si habían hecho “la diligencia” para tratar de hablar con la MUD y la respuesta fue “ni contestan”.

Quisimos hablar con los habituales voceros de la Alianza Democrática y preguntar sobre la posición y la respuesta de su departamento de comunicaciones fue “la posición de la Alianza Democrática será hecha pública pronto”.

Eso fue el jueves pasado y todavía brilla por su ausencia el pronunciamiento.

¿Qué se puede negociar?

Estamos acostumbrados a esperar que los partidos políticos condicionan los apoyos a cambio de cuotas en las fórmulas electorales. Eso fue lo que sucedió en el retraso de la notificación al CNE de la declinación de Carlos Ocariz en Miranda.

Las negociaciones por las cuotas de diputados al Consejo Legislativo de Miranda y los puestos salidores de concejales en municipios como Chacao retrasaron la entrega formal de la declinación de la candidatura. Eso generó que se anulara el voto de la tarjeta de la MUD a la gobernación de Miranda.

En este caso, hay pocas cosas que negociar porque las alcaldías ya fueron asignadas, los concejales ya fueron elegidos y el Consejo Legislativo también cerró su elección.

¿Qué se negocia? ¿Condicionarán los apoyos a cambio de puestos en el Ejecutivo regional?

Otras voces

Mientras esto pasa, dirigentes políticos como Jesús “Chuo” Torrealba habla de la necesidad de hacer un frente común que marque un hito.

“Esa decisión no la podemos dejar los venezolanos en manos de la direcciones políticas convencionales… Yo creo que tiene que existir un movimiento de opinión en Barinas y en Venezuela muy poderoso, que obligue a que en Barinas haya un y solo un candidato del país que quiere cambio”, expresó.

Antonio Ecarri advierte a los partidos sobre la necesidad “de escuchar a la sociedad barinesa” y no “cambiar un nombre por otro”.

Reinaldo Quijada del partido UPP89, señala que “hay dos opciones éticas en nuestra opinión: todos apoyar al candidato de la MUD con la postulación en cada una de nuestras tarjetas, o inhibirnos de postular en nuestras tarjetas pero todos pedir que se vote por el candidato de la MUD. Nos gusta más la segunda opción porque no aceptamos el nariceo del gobierno y del PSUV, y tener que bailar al son que ellos quieran imponernos. Es una decisión eminentemente ética”.

¿Cuándo hablaran los partidos de la MUD? ¿Cuándo hablarán los partidos de la Alianza Democrática? ¿Cuándo se sabrá el candidato del oficialismo?

Seguimos esperando porque no tenemos bolas de cristal, solo andamos con los pies planos pisando tierra y mirando la coyuntura política del país.

El juego sigue.