El diputado iniciará este sábado en Barquisimeto, una serie de caminatas por el país por la liberación de los presos políticos

El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN), Edgar Zambrano, aseguró este martes que el mecanismo que debe privar para resolver el problema de la política venezolana “es la fuerza de la palabra, no hay otro mecanismo posible”.

“La violencia no va a dejar absolutamente nada”, dijo Zambrano en declaraciones a la prensa tras su liberación. “Hoy que salgo en libertad reclamo y exijo la libertad de los presos políticos, reclamo la democracia, no podemos empujar el carro de la violencia”, aseveró.

El diputado narró que durante sus primeros días de detención, mientras desarrollaba una huelga de hambre, se encontraba en una prisión junto a otras tres personas con las que no podía interactuar más allá de los gritos “de celda a celda”.

“Solo veía al general Rodríguez Torres cuando lo sacaban y escuchaba al general Baduel, pero nunca pude interactuar cara a cara con ellos”, explicó.

“Sobrevivimos a ese aislamiento, los primeros 60 días no salíamos de la celda, una celda de tres por tres, prácticamente en cautiverio como los animales, sin hablar, sin poder leer, sin ningún elemento que protegiera la dignidad de los derechos humanos”, detalló.

“Luego de finiquitada la huelga de hambre, de alguna manera encontramos una forma de sobrellevar una situación en extremo inhumana, violatoria de todo precepto constitucional y que sin duda alguna tendrá en mi accionar político una serie de iniciativas orientadas a la liberación de presos políticos y a producir reformas que permitan humanizar la situación en las cárceles venezolanas”, continuó.

Considera necesario crear las condiciones de igualdad y equidad que debe existir en el árbitro. En ese sentido, resaltó que buscan darle vigor a la democracia.

Aseguró que se reincorpora el martes a la Asamblea Nacional. “Yo soy un político de oficio”, dijo. Asimismo, indicó que iniciará este sábado en Barquisimeto, una serie de caminatas por el país por la liberación de los presos políticos.

“Sentí la fuerza de los dirigentes de mi partido, de la policromía política de mi país y de la sociedad democrática, por lo cual estoy lleno de esperanzas por mi país”, apuntó.

Agregó que este miércoles se reunirá con su partido para recibir el reporte de lo que sucedió en los últimos meses.

“Esto ha sido un tránsito más, una experiencia más (…) Esto me llena de muchísima más fe”, resaltó.

Considera necesario evaluar con los políticos en qué han fallado, “porque tenemos 20 años en esta situación”, y el resultado no ha sido el mejor para el país, “hemos perdido muchos jóvenes”, dijo en referencia a los jóvenes que se encuentran fuera del país.

“Estamos frente a un modelo político fracasado y esta situación tiene que obligarnos a sentarnos a revisar”, señaló.

“Esta democracia dejó muchos hombres en el camino (…) Tenemos que fortalecer el sistema de partidos políticos”, aseguró, porque la esencia de la democracia son los partidos políticos, explicando, que no deben ser manipulados por las figuras de colaboracionistas.

Señaló que los factores económicos no se pueden divorciar de lo que vive el país. “Todos tenemos una cuota de responsabilidad”, dijo.

Con relación a si se incorporará a la mesa de diálogo iniciada este lunes entre el Gobierno y cuatro partidos de oposición, refirió que debe documentarse, pero aseguró que se debe proteger a la política.

“Los esfuerzos de Juan (Guaidó) son los esfuerzos del país”, al igual que los de otros políticos como Henry Ramos Allup, Timoteo Zambrano, Claudio Fermín, indicó.

Sobre las medidas cautelares que fueron otorgadas, Francisco Banchs, abogado de Zambrano explicó que hasta el momento no se conoce la naturaleza de las mismas. “No tenemos información de qué tipo de medidas fueron otorgadas”, señaló.

Morris Sierralta, otro de los abogados defensores, indicó que este martes pudieron conversar por primera vez de forma privada con Zambrano.