Un documento emitido por la Cancillería venezolana asevera que Venezuela “se reserva las acciones diplomáticas recíprocas a que hubiere lugar para resarcir esta inaceptable agresión a los locales de la misión venezolana en la República de Colombia”

A través de un comunicado, la Cancillería venezolana denunció que el Gobierno colombiano “incurre en flagrante violación de los artículos 22 y 25 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, al permitir, por acción u omisión, la ocupación ilegal” de la sede consular.

En tal sentido, hizo responsable al Gobierno de Colombia “por la pérdida o violación de los bienes, archivos y documentos” que hallan en el consulado “conforme a lo establecido” en la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas.

Concretamente, recuerdan que el artículo 45 de dicha convención afirma que, en caso de ruptura de las relaciones diplomáticas, “el Estado receptor estará obligado a respetar y a proteger, aún en caso de conflicto armado, los locales de la misión así como sus bienes y archivos”.

También, indica que “el Estado acreditante podrá confiar la custodia de los locales de la misión, así como de sus bienes y archivos, a un tercer Estado aceptable para el Estado receptor y que el Estado acreditante podrá confiar la protección de sus intereses y de los intereses de sus nacionales a un tercer Estado aceptable para el Estado receptor”.

El canciller Jorge Arreaza aseguró en Twitter que “las autoridades colombianas dejaron sin protección” el consulado, por lo que violaron las Convenciones de Viena y destacó que el Estado colombiano debe responder” por este caso.