El 2020 fue el año más difícil en la historia de Venezuela, y no solo por la pandemia, sino por la crisis económica, señaló este miércoles el alcalde de Los Salias, Josy Fernández. El próximo año será peor, anticipó. “En enero verás muchas industrias y comercios que no van a abrir”, sostuvo.

El país necesita un cambio político y hay que pensar en la forma de ese cambio, ningún país está pensando en mandar a sus hijos a matarse por otro país, razonó.

Ya los venezolanos nos cansamos y desde las bases tiene que surgir el diálogo, planteó. Mientras nos mantengan divididos y con hambre esto no va a progresar. “Tienen que nacer nuevas formas opositoras” y no esperar “que otros nos resuelvan esto”.

La gente quiere una oposición unida, aseveró.


Las alcaldías han tenido una reducción de 85% de los ingresos, criticó Fernández en entrevista con Unión Radio. Dijo que no les ha pegado tanto porque han tenido menos funcionarios.

Estamos en un país colapsado y con una pandemia muy fuerte, que nos ha afectado menos que en otros países, subrayó.

Según Fernández, la cuarentena no es por la COVID-19 sino por la gasolina, y afirmó que no se puede hablar de cifras claras porque no hay pruebas PCR.