La diputada por Amazonas, Mauligmer Baloa, indicó que la asignación de minas a las gobernaciones viola el principio de precaución a los daños irreversibles que esta explotación va a ocasionar

La asignación de una mina de oro a cada gobernación venezolana fue rechazada por la diputada por el estado Amazonas, Mauligmer Baloa, quien aseguró que la reciente medida es absolutamente ilegal, pues viola la Constitución Bolivariana de Venezuela.

“Se viola el principio de precaución a los daños irreversibles que esta explotación de minas de oro va a ocasionar. No solamente por la inminente extinción del patrimonio de la humanidad como son los diferentes parques nacionales que tenemos en los Estados Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro, sino que también es la extinción y desplazamiento de los pueblos indígenas que cohabitan en esos territorios”, dijo la parlamentaria.

Agregó que ya se ha provocado el desplazamiento masivo de los indígenas en los estados Amazonas, Bolívar y Apure porque las zonas han sido militarizadas, por lo tanto, no pueden convivir con estos funcionarios, que no les permiten tener sus conucos, les prohíben el libre tránsito tanto en tierra firme como en el agua, no se puede pescar en los ríos porque están siendo contaminados por la irracional explotación de las minas.

Baloa también reiteró que a la fecha se han incumplido los artículos 119 y 120 que se refiere a la titulación y demarcación de tierras y habitat, que tenían que ejecutarse en los dos años siguientes a la publicación de la Constitución “deuda de esta revolución indigna de Venezuela, desde la Constitución del 99, ya van casi 20 años”.

Finalmente, la parlamentaria pidió a la comunidad indígena “unirse para luchar en contra el Gobierno de Nicolás Maduro, que pretende hacer un desplazamiento total de los pueblos indígenas”, como ya ha sucedido en las zonas que han sido militarizadas para facilitar la explotación