El homicida estaba ebrio y fue capturado por los lugareños en su intento de huida, luego de cometer el crimen

José Rafael Ochoa y José Armando Galicia – alias el pescadero-, compartían en un establecimiento de ventas de caballos situado en el sector La Cuadra, barrio San Andrés de El Valle.

Eran las 5:30 p.m., del sábado 21 de agosto. Galicia se había pasado de tragos y salió del local seguido por Ochoa, quien luego lo acompañaría a su casa, en el mismo sector.

Testigos afirmaron que entre ambos sujetos se generó una discusión. Galicia -por su estado de ebriedad- resbaló, tropezó con una moto y cayó al suelo.

Ochoa quiso socorrerlo, pero su amigo sacó un cuchillo del bolsillo trasero de su pantalón y se lo clavo en el corazón, causándole la muerte de forma inmediata.

Galicia quiso huir, pero fue alcanzado por los lugareños. El arma blanca fue recuperada de un matorral, donde la había lanzado luego de cometer el crimen.

Galicia fue detenido luego por funcionarios del organismo judicial. Mientras que el cadáver de Ochoa fue llevado a la medicatura forense de Bello Monte. Este miércoles, sus parientes acudieron para retirar el cuerpo.

José Rafael Ochoa murió de forma inmediata

“El amigo declaró a los policías que lo había atacado con el cuchillo porque en ese momento pensó que lo iban a robar. No lo reconocía como su amigo, sino como otra persona” relató a la prensa Deiker Eduardo Ochoa, hermano de la víctima, quien tenía cinco hijos y vendía ajos en el mercado mayorista de Coche.

Deiker Ochoa relató el crimen a los medios de comunicación este miércoles en la morgue de Bello Monte