El partido opositor Bandera Roja comenzó una campaña de denuncia de la crisis venezolana con la frase “No puedo respirar”.

“No puedo respirar” se ha convertido en emblema de las protestas por el asesinato de George Floyd en Estados Unidos.

Bandera Roja también rechaza lo que califica como “acuerdos de cogollo”.