Julio Borges remarcó la necesidad de una gran alianza de la región contra el terrorismo, pues a su juicio América Latina podría terminar como el Medio Oriente

Las relaciones entre Venezuela e Irán pueden convertirse en un problema de seguridad para América Latina, afirmó el diputado Julio Borges, comisionado para las relaciones exteriores de Juan Guaidó y la Asamblea Nacional.

Borges consideró que la influencia de Irán no es un tema cualquiera, sino una amenaza para todo un continente. “El posicionamiento de Irán en Venezuela debe ser visto como un asunto de seguridad para toda América Latina. Es momento de mirar con mucho cuidado está alianza entre régimenes terroristas”, destacó.

Insistió en que Irán viola la resolución 2231 en Venezuela y remarcó la necesidad de una gran alianza de la región contra el terrorismo, pues a su juicio América Latina podría terminar como el Medio Oriente.