El activista por los Derechos Humanos recalcó que la ANC es quién decide el destino de la disidencia política, despojando a los parlamentarios de sus garantías constitucionales, garantías judiciales y derechos humanos

El ex parlamentario y abogado defensor de los Derechos Humanos, Rafael Narváez, indicó este viernes 14 de junio que la paz del país no se obtiene a través de la persecución ni de allanamientos a la inmunidad parlamentaria de los diputados de la Asamblea Nacional (AN).

El también coordinador de la defensa por los derechos civiles señaló que Gobierno nacional usa la subordinación de los poderes públicos, principalmente el Ministerio Público (MP) y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), para que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) sea un “paredón judicial”.

Recalcó que la ANC es quién decide el destino de la disidencia política, despojando a los parlamentarios de sus garantías constitucionales, garantías judiciales y derechos humanos establecidos en la Constitución para luego procesarlos ante tribunales de control por delitos comunes.

Narváez afirmó que sin duda alguna estamos en presencia de un Estado “represor” intolerante a la libertad de expresión, cuando los periodistas haciendo uso de su libre ejercicio.