El jefe de Estado, Nicolás Maduro, señaló que aunque pasaron “tres años de agresiones imperialistas, de daño para el pueblo”, también se fortalecieron los valores patrióticos de resistencia y lucha

Desde la Casa Blanca de Estados Unidos provino la información “de que se pretendía imponer un presidente títere para ejecutar un plan de golpe de Estado, intervención militar y control político en Venezuela”, reveló este domingo el mandatario, Nicolás Maduro, al cumplirse tres años de la instauración de un supuesto “gobierno paralelo” dirigido por Juan Guaidó.

“Lo supimos desde la Casa Blanca porque de ahí se urdió el plan. En la Casa Blanca fue que se aprobó el plan de imponerle a Venezuela un presidente títere, lo sabíamos con tiempo”, detalló Maduro desde el Palacio de Miraflores, ubicado en Caracas.

Dada la información previa, señaló que consintió el encuentro entre el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello y el exdiputado Juan Guaidó el 22 de enero de 2019 “con la seguridad de que todo lo que dirá es falso, para medirlo”.

Al respecto, Cabello recordó que Guaidó “nunca levantó su cara, dijo que él era un demócrata y que no estaba empujado por Estados Unidos”.

“Ya nosotros sabíamos lo que iba a ocurrir. Tal como estaba en los planes se autojuramentó y, hasta el día de hoy, sigue haciendo el ridículo ante Venezuela y el mundo”, agregó.

Por otro lado, el jefe de Estado señaló que aunque pasaron “tres años de agresiones imperialistas, de daño para el pueblo”, también se fortalecieron los valores patrióticos de resistencia y lucha.